El acusado de golpear a un vecino en la cabeza con un garabatu en Villaviciosa alega defensa propia

El acusado, durante el juicio./A. G-O.
El acusado, durante el juicio. / A. G-O.

D. V. T. explicó ante el juez que el motivo de la disputa fue la propiedad de un terreno y que había actuado al sentir que se encontraba en peligro

Alicia G. Ovies
ALICIA G. OVIES

Defensa propia. Eso es lo que ha alegado ante el juez el acusado de golpear a su vecino con un garabatu en el desarrollo de una discusión junto a sus viviendas en La Viña-Puelles, en el concejo de Villaviciosa. D. V. T. explicó ante el juez que el motivo de la disputa fue la propiedad de un terreno y que había actuado al sentir que se encontraba en peligro. Unas explicaciones que no habrían convencido al fiscal, quien sigue pidiendo ocho años de cárcel y una multa por lesiones de 8.920 euros.

Según relató el acusado, la discusión habría empezado por las discrepancias con J. M. C. sobre la titularidad de un terreno. «Tuvieron que salir su mujer y su hija a intentar frenarlo, no dejaba de insultarnos», afirmó. Ante esa situación, el procesado, quien estaba acompañado de su padre, decidió alejarse de la zona. Un tiempo que el otro hombre habría aprovechado para ir a coger un hacha que tenía en un hórreo cercano. Fue entonces, al sentirse en peligro, cuando cogió el garabatu y le golpeó «con el mango de madera» haciendo que se desplomase.

Una descripción de los hechos que no casa con la de la víctima, quien aseguró que fue a coger el hacha al sentirse amenazado y que su hija se la retiró de las manos antes de ser golpeado. Aseguró, además, que D. V. T. le golpeó con la parte curva metalizada de la herramienta y no con la madera.

Ambos deberán esperar ahora a la decisión del juez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos