El administrador acusado de desfalco abonará 19.161 euros a dos comunidades

Mario D. A., durante la vista que se celebró en la Audiencia Provincial de Gijón. /  P. G.-P.
Mario D. A., durante la vista que se celebró en la Audiencia Provincial de Gijón. / P. G.-P.

El letrado de Mario D. A. alcanza un acuerdo con la Fiscalía en la vista celebrada en la Audiencia Provincial de Gijón para evitar su ingreso en prisión

PEPE G.-PUMARINO GIJÓN.

El administrador de fincas de Candás y Luanco, Mario D. A., encausado por los presuntos delitos de desfalco, apropiación indebida y falsedad documental deberá devolver 19.161 euros a dos comunidades de propietarios de Candás. Fue el acuerdo alcanzado ayer por el letrado de la defensa con la Fiscalía en la vista celebrada en la Audiencia Provincial de Gijón para evitar el ingreso en prisión del imputado. Mario D. A., en esta primera causa que le lleva a la Audiencia, manifestó su conformidad con la petición del fiscal de devolver la cantidad de 8.361 y de 10.800 euros, respectivamente, a las dos comunidades de propietarios que le llevaron ante el juez.

En esta primera causa, en la que acusación particular había pedido un año de cárcel, el dinero será reintegrado a la comunidad mediante el depósito de la fianza impuesta por el juzgado. Mientras, en el procedimiento abreviado de la segunda causa, la petición era de 18 meses de prisión. Para evitar esta condena, el juez -con el acuerdo de las partes- fijó que el acusado debería restituir los 10.800 euros desfalcados en mensualidades de 225 euros durante un periodo de cuatro años.

Con estas dos primeras sentencias se abre un largo proceso en el que más de una veintena de comunidades afectadas presentaron las correspondientes denuncias en cinco juzgados de Gijón y tres de Avilés. En ellas, se verán todas las demandas tanto las que vía penal como la civil que podrían totalizar una reclamación entorno a los 300.000 euros. La siguientes citas con los tribunales serán los días 18 y 21 de este mes. Para poner en marcha todo este largo y complejo proceso, la Benemérita procedió con la incautación de toda la documentación, ordenadores y dispositivos electrónicos del acusado tanto en la oficina de Candás como en su domicilio en Luanco. No obstante, el acusado presentó una denuncia en la Guardia Civil de Luanco por la sustracción de documentos de la oficina mientras se encontraba de baja hospitalaria antes de iniciarse en mayo pasado, antes de iniciarse el proceso.

Esta estafa se destapó los últimos días de abril de 2017, cuando de una manera encadenada se sucedieron las reclamaciones por parte de las empresas que realizaron obras en los edificios que este agente inmobiliario gestionaba. Al parecer, la pauta empleada para llevar a cabo los desfalcos consistía en ir moviendo las cuentas sin levantar sospechas ya que después este dinero se reponía. Y fue un repentino problema de salud del presunto autor de la estafa el que provocó que no pudiera continuar con los movimientos bancarios de tapadera con los que justificar los depósitos de sus clientes. El 6 de junio de 2017, la Guardia Civil detuvo al administrador por orden el juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, por un presunto delito de apropiación indebida y falsedad documentales el mismo día que se llevaron a cabo dos registros, uno en Luanco y otro en el local de la agencia inmobiliaria de Candás, procediendo con el precintado del mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos