«Aglutinar tanta imaginería como tiene la cofradía maliaya es un mérito»

Antonio Bonet, en su biblioteca particular. /  NEWSPHOTOPRESS
Antonio Bonet, en su biblioteca particular. / NEWSPHOTOPRESS

«Las hermandades se están sevillanizando, pero en el norte las procesiones son garantía de sobriedad y austeridad» Antonio Bonet Pregonero de la Semana Santa

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La Cofradía de Jesús Nazareno ha elegido para la lectura del pregón de Semana Santa, el próximo viernes, al doctor en Historia del Arte y especialista en escultura e imaginería religiosa Antonio Bonet, cuyo discurso ofrecerá «una visión diferente» de esta fiesta, que cada año reúne a miles de personas en Villaviciosa. Las procesiones de 2018 serán especiales, al coincidir con el 350 aniversario de la cofradía maliaya.

-¿Se esperaba esta propuesta?

-No, fue una gran sorpresa. Ha pasado mucho tiempo desde que visité por primera vez Villaviciosa y estoy deseando volver.

-¿Cómo recuerda esa visita?

-Tengo un recuerdo muy grato y agradable. Había esculturas que no me esperaba, como las de Julio Beobide. Tienen un patrimonio sorprendente. Dar el pregón será una oportunidad para verlo con más detalle.

-Patrimonio que cada verano muestra el Museo de la Semana Santa.

-Poder contemplar tal elenco por el verano pasa muy pocas veces. Además, la Cofradía desea ir a más. Tras el traslado a Capistrano va a convertirse en un señor museo. Y la imaginería resalta este proyecto. Es una vertiente del siglo XX muy adelantada. La popularidad de Andalucía no tiene parangón, pero por el sur los museos no abundan mucho. Aglutinar esa imaginería es un mérito.

-¿Tiene preparado ya el pregón?

-Está más o menos concebido, pero anunciar una Semana Santa es sentimiento. Aúna el pueblo, la historia, la cultura y el arte. Todo ello vinculado al cofrade mayor, que es Cristo. La religiosidad se basa en la popularidad. Un auge que ha sido posible gracias a las cofradías.

-¿Quiere decir que va más allá de las creencias?

-La tradición pesa mucho y lo hace más que el hecho religioso. Pasa de padres a hijos. Eso es algo que se da mucho en la zona rural. Son plazas donde se ha trabajado y la imaginería va cada vez a más. Es algo sustancial de las localidades. Los jóvenes cada vez están más implicados.

-¿Se diferencia la asistencia a las procesiones del seguimiento a la Iglesia?

-El hecho religioso sigue presente. La Iglesia tiene un peso, pero es verdad que en la actualidad apenas hay gente que se asocie a alguna causa. Las cofradías han hecho mucho en este sentido, sacando las imágenes a la calle. Es un acto que va más allá de las ideas.

-¿Qué papel tiene en esto la mujer?

-Sin la mujer no se podría haber actualizado el proceso. Las cofradías proceden de los gremios. De ahí derivan y desde su creación no han sufrido grandes crisis, aunque en Asturias estuvieron a punto de desaparecer. En la actualidad rondan los dos millones de militantes en todo el país, con Andalucía como punto álgido. Las hermandades se están sevillanizando, sobre todo en el norte. Eso no sería posible sin la presencia de la mujer. Son ellas las que las sacan adelante.

-¿Las procesiones del norte están menos valoradas que las andaluzas?

-Cada ciudad tiene su modelo. Se han perdido las escuelas. En el sur tenemos una impronta andaluza con estilos neobarrocos que está rompiendo con lo anterior. El norte es garantía de sobriedad y austeridad. El estilo perdura y la gente le da otra magnitud.

-El Ayuntamiento ha presentado la Semana Santa de Villaviciosa en Fitur. ¿Cómo valora esta iniciativa?

-El turismo siempre beneficia a la Semana Santa. Todo lo que conlleve una representación, como en este caso, es un aspecto favorable al turismo y es normal que se utilice. Se trata de una celebración muy vinculada al mundo hispano. Es una fiesta atractiva, sobre todo de cara a las personas que vienen de América.

-Usted es un firme defensor de que la Semana Santa sea declarada Patrimonio de la Humanidad.

-Hay una propuesta sugerida por Valladolid. Es uno de los principales objetivos. Lograr ser Patrimonio de la Humanidad sería un logro total. Las cofradías están trabajando todo el año para lograr sumar gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos