El alcalde de Gozón sopesa seguir al frente de la Mancomunidad

Una de las últimas reuniones de la Mancomunidad. / P. G.-P.
Una de las últimas reuniones de la Mancomunidad. / P. G.-P.

Jorge Suárez tomará la decisión tras escuchar las propuestas del resto de partidos en la junta que está previsto celebrar a lo largo de esta semana

A. G.-OVIES LUANCO.

El alcalde de Gozón, Jorge Suárez, decidirá en la próxima junta extraordinaria de la Mancomunidad del Cabo Peñas si acepta continuar como presidente de este organismo hasta las próximas elecciones del ente supramunicipal. La propuesta parte de las agrupaciones políticas de IU de Gozón y Carreño para intentar desbloquear la situación de incertidumbre en la que se encuentra la Mancomunidad, ante la negativa de la regidora de Carreño, Amelia Fernández, de aceptar el cargo.

Suárez afirmó que valora seguir al frente del ente pero no aclaró cuál va a ser su postura. Dijo que tomará la decisión tras escuchar las propuestas de todos los partidos representados en la junta, es decir, PSOE, IU y Somos. El PP, por su parte, decidió no asistir a las reuniones al no estar de acuerdo con el modelo actual de la Mancomunidad.

LAS POSTURAS

Gozón
El regidor Jorge Suárez renunció a la presidencia tras cumplir los dos años de mandato que marcan los estatutos.
Carreño
Las formaciones de IU y Somos han solicitado a la alcaldesa carreñense, Amelia Fernández, que acepte el cargo.

«Éste es nuestro planteamiento dada la situación actual en la que permanecemos, sin presidencia, lo que ocasiona serios problemas para la gestión de los servicios. Creemos que la mejor solución es convencer al alcalde de Gozón para que siga adelante apelando exclusivamente a razones de responsabilidad», explicó el portavoz de IU Gozón, Isaac Frade. Para lograr sacar adelante la junta extraordinaria, que podría tener lugar a lo largo de esta semana, su agrupación ha tenido que buscar el apoyo de Somos Carreño. La formación morada no se ha manifestado sobre si apoyará o no la continuidad del alcalde gozoniego, aunque en numerosas ocasiones ha mostrado su rechazo a la decisión de la alcaldesa, llegando a exigirle que aceptase sus obligaciones.

Pagos a proveedores

Según los estatutos del ente, la presidencia del mismo corresponde a los alcaldes de Gozón y Carreño, que deberán gestionarlo por un periodo de dos años. Una vez transcurrido, el mandato corresponderá al regidor contrario. La postura de Amelia Fernández de no aceptar el cargo hasta que el ayuntamiento gozoniego salde las deudas que tiene con el organismo ha puesto a la Mancomunidad en una complicada situación enfrentando a los dos ediles socialistas y haciendo peligrar incluso los pagos a proveedores y trabajadores.

En este sentido, desde el equipo de gobierno de Carreño se han defendido asegurando que «las nóminas y pagos están firmados ya por la interventora y la alcaldesa de Carreño y en la mesa del alcalde de Gozón, por lo que solo falta la firma del presidente en funciones y las nóminas serán pagadas con toda normalidad».Con todo eso, la Mancomunidad parece estar más cerca de la desaparición que nunca, a pesar de que todos los partidos -a excepción del PP- han mostrado su interés en que continúe adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos