El alcalde, «indignado» tras los nuevos desprendimientos en la Casa de los Hevia

La fachada de la calle del Agua, acordonada el sábado pasado hasta que se retiraron las tejas sueltas. /
La fachada de la calle del Agua, acordonada el sábado pasado hasta que se retiraron las tejas sueltas.

«Se inauguró hace cuatro años y después se han invertido 100.000 euros en corregir deficiencias. Produce perplejidad», afirma Alejandro Vega

E. RODRÍGUEZ VILLAVICIOSA.

Ocurrió el sábado pasado, víspera de Nochebuena. Una vecina que vive en un edificio más alto que la Casa de los Hevia avisó por la mañana a la Policía Local de que había visto tres tejas movidas en el tejado del inmueble donde pernoctó Carlos I en 1517. Se trata, en concreto, de la parte que da a la fachada de la calle del Agua. Los agentes municipales procedieron entonces a colocar la señalización de riesgo en la vía hasta que por la tarde un operario municipal accedió a la cubierta para retirar las piezas sueltas y pegar otras que estaban movidas.

No es la primera vez que ocurre en un edificio que fue inaugurado hace cuatro años. Según recordó ayer el equipo de gobierno, «ya sucedió en febrero del año pasado, cuando se cayeron varias tejas del paño de la parte trasera que da a la nueva plaza». Para arreglarlo, hubo que incluir una partida en el presupuesto municipal. El desembolso en la reparación supuso 13.000 euros. «Ya entonces el informe técnico encargado por la Alcaldía al arquitecto municipal indicaba que se había actuado en dos paños de la cubierta, pero que nada garantizaba que en el resto no se pudieran producir los mismos problemas si la ejecución fue hecha del mismo modo», detalló ayer el ejecutivo municipal

En el mismo documento, continuó, «se constataron deficiencias de colocación, de sujeción, de aislamiento e, incluso, de la mezcla de arena y cemento utilizada». «Por tanto, ahora se confirma esa sospecha de que los problemas se dan en todo el tejado». Tras este nuevo desprendimiento de tejas, el alcalde, el socialista Alejandro Vega, avanzó que «será necesario revisar toda esa parte y volver a gastar dinero del presupuesto municipal en un edificio que debería estar perfecto, pues hace cuatro años que se inauguró».

Un operario municipal retiró el sábado las tejas sueltas y pegó las que estaban movidas

Fue el 16 de diciembre de 2013 y acudió la ministra de Fomento de entonces, Ana Pastor. Las obras de rehabilitación se ejecutaron con cargo a los fondos del 1% Cultural (procedente de las obras públicas estatales) a través de un convenio firmado en diciembre de 2008. Mientras que el ministerio asumió el 75% de la financiación, con 1.341.482 euros, el Ayuntamiento de Villaviciosa aportó el 25% restante, 447.160 euros. El alcalde en aquel momento, José Manuel Felgueres, aludía a los problemas que había habido durante los trabajos de rehabilitación. Y es que, tres años atrás, se paralizaron al detectarse deficiencias y un estado de deterioro importante en algunos de los muros del inmueble, lo que requirió un modificado de obra de 540.000 euros.

Otros 6.000 euros ahora

Desde entonces, el ejecutivo cifra «en casi 100.000 euros las inversiones que se han tenido que realizar para corregir deficiencias en una obra polémica, que se alargó varios años y que costó más de dos millones de euros de dinero público».

En este sentido, detalló que «primero hubo que hacer una modificación presupuestaria para pagar los 40.000 euros de indemnización al arquitecto que dirigió los trabajos tras el juicio que ganó al anterior equipo de gobierno municipal». Después, «en 2016 fue necesario gastar otros 13.000 en reparaciones del tejado, sin olvidar las partidas del presupuesto local que hubo que destinar para separar la sala de infantil de la biblioteca o colocar una puerta a la sala donde está la alcoba de Carlos V y el fondo Víctor García de la Concha». Asimismo, recordó «las nuevas inversiones para habilitar una sala de estudios, ya que la inicial la colocaron junto a la biblioteca, sin separación, y con los horarios limitados a los de la biblioteca».

Para revisar la parte de los nuevos desprendimientos se calcula un gasto de 6.000 euros. Según el alcalde, «produce perplejidad e indignación que tengamos que estar gastando el dinero que necesitamos para otras cosas en reparaciones en la Casa de los Hevia, en el Teatro Riera, en instalaciones deportivas..., ya que la mayoría de las obras ejecutadas en años anteriores presentan problemas, como ahora vemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos