El alcalde sostiene que la Fundación Bosquet puede financiar el centro de día de Luanco

Considera que la entidad benéfica dispone del suficiente patrimonio para afrontar una inversión que «cumple con los fines para los que fue creada»

P. G.-PUMARINO LUANCO.

El alcalde de Gozón, Jorge Suárez, cree que la Fundación Bosquet cuenta con el suficiente patrimonio para poder financiar las obras de reforma del que será el nuevo local del centro de día de Luanco. El regidor gozoniego hizo estas declaraciones después de que el presidente del patronato, el párroco de Santa María de Luanco, Cipriano Díaz, afirmara que económicamente la institución solo podría hacer frente la mitad del presupuesto del proyecto, que asciende a300.000 euros.

En palabras de Suárez, «en la última reunión celebrada por el patronato, cuando se planteó este asunto, ninguno de sus miembros pusieron la menor objeción. También es cierto que entonces se desconocía el importe de la obra, pero creo que podría responder mediante un crédito bancario avalado por los bienes que dispone».

Los trabajos consistirán en la reforma del edificio municipal que ahora aloja las dependencias de la Mancomunidad del Cabo Peñas, que deberán trasladarse al vivero de empresas.

Los compromisos municipales

El alcalde recordó que la iniciativa de trasladar el centro de día de su actual ubicación, en la planta baja del centro de mayores de Luanco, «fue una herencia de los anteriores gobiernos y lo que hicimos fue asumirlo. La razón de esta permuta es más que lógica debido a los constantes desperfectos que vienen causando los temporales en sus instalaciones». Y puntualizó que, «sea cual sea lo que se decida al respecto, solo puedo decir que el compromiso del Ayuntamiento con el Principado fue la elaboración del proyecto técnico y facilitar un nuevo local. En cuanto a la financiación, ya se verá. De momento, mi cargo como vocal en la fundación todavía no es oficial, pero considero que esta inversión puede ser asumible y cumple escrupulosamente con los fines para los que fue creada».

La desaparecida Isabel Bosquet Muñiz heredó de su familia materna, originaria de la parroquia de Cardo, la mayor parte de la fortuna. En su testamento señaló que una parte de sus fondos servirían de apoyo a la juventud, principalmente para aquellas personas nacidas en la villa o, en su caso, residentes. En el supuesto de no poder realizar los cometidos señalados, dejaba la decisión a sus albaceas.

La fundación sigue arrastrando problemas económicos debido a los escasos ingresos que recibe en materia de rentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos