La alianza de los pueblos de la mar

El alcalde de Gozón Jorge Suárez mezcla las aguas de los diferentes océanos durante el ceremonial que tuvo lugar en Luanco. /
El alcalde de Gozón Jorge Suárez mezcla las aguas de los diferentes océanos durante el ceremonial que tuvo lugar en Luanco.

La villa marinera de Luanco acogió la ceremonia de la Unión de los OcéanosRafael Lobeto leyó el 'Manifiesto Azul' que impulsa la regeneración marítimo-portuaria para cumplir las directrices europeas

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

La solidaridad de los pueblos a través de la mar fue la idea más repetida con motivo de la celebración de la Unión de los Océanos que tuvo como escenario ayer la villa marinera de Luanco. Fue un acto que simbolizó un firme propósito de un futuro en paz entre los pueblos marineros, impulsado desde las fundaciones Philippe Cousteau y Titanic. Estas dos organizaciones desplegaron todos su efectivos para reunir en el Museo Marítimo de Asturias, con sede en Luanco, a los más altos representantes de la Administración central del sector de la Marina Mercante y la Pesca. En el acto de bienvenida, el presidente de la Fundación Philippe Cousteau, el almirante Gabriel Portal Antón, resumió los objetivos y retos que se marca la entidad de cara a los próximos meses. También tuvo palabras de elogio hacia la figura del homenajeado y predecesor en el cargo, Agustín Menéndez Prendes, 'Santarúa', «quien apoyó con todas sus fuerzas la regeneración marítima en España y quería que La Peñona fuese el Templo de los Océanos para simbolizar con las anclas el concepto de mar».

En su intervención también esbozó algunos de los proyectos en los que está embarcada la Fundación, como es el desarrollo del código de Protección de los Barcos e Instalaciones Portuarias (PBIP), un reglamento en materia de seguridad marítima que se lleva desarrollando desde 2011 por los países americanos tras los atentados contra las torres gemelas y el Pentágono. «Este código se ideó al darse cuenta de que en materia de seguridad se habían adoptados medidas a nivel aéreo y terrestre, pero no marítimo, y en él llevamos colaborando desde entonces», explicó Portal.

En este sentido, la Fundación propondrá a Asturias como sede de ese foro en 2018 y, más concretamente, la ciudad de Gijón. Otra de las iniciativas en la que participa activamente la institución está relacionada con una cooperación con Cuba. Este apartado fue expuesto por el director general de la Marina Mercante, el gijonés Rafael Rodríguez Valero, quien se remitió a los acuerdos adoptados en Londres sobre este tipo de iniciativas, y comentó que en España, en materia de lucha contra la contaminación marítima, «ya se tomaron medidas al homologar los títulos cubanos en este sector». Sería el Centro de Veranes, considerado número uno en Europa en la materia, en el que España «está dispuesta a formar a los cubanos, para que su país sea un referente en toda Centroamérica».

Tras las intervenciones también del secretario general de Pesca, Alberto López García-Asenjo, y del responsable del área de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, Tony Gallardo, llegó el turno de los homenajes y despedidas. En esta ocasión, la Fundación Philippe Cousteau aprovechó para agradecer la labor desempeñada por la exalcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso. Y fue la regidora de Avilés, Mariví Monteserín, la encargada de elogiar su labor «en la que aportó su gran experiencia», dijo. Felgueroso justificó su abandono en esta actividad «por los numerosos compromisos que tengo en otras instituciones, que no debemos estar en más de las que podemos, y de ahí que haya pedido la baja, aunque me llevo muy buenos recuerdos».

Fue en torno a la una y media de la tarde cuanto tuvo lugar el acto central de la Unión de los Océanos, con la playa de Luanco como escenario. En este espacio, se procedió con la protocolaria mezcla de las aguas que más tarde fueron vertidas al Cantábrico por el alcalde de Gozón, Jorge Suárez. En el acto, se procedió a la inauguración del banco desde el que se puede observar la bahía luanquina, con una leyenda grabada del poeta de Bañugues Aurelio González Ovies alusiva a la mar.

Homenaje

Ya por la tarde, tras una comida marinera, se celebró el homenaje a Agustín Menéndez 'Santarúa', al que asistió una delegación de Carreño encabezada por la alcaldesa, Amelia Fernández.

Durante el mismo, fueron sus familiares los protagonistas, que con anterioridad habían hecho ya donación al alcalde de Gozón de un óleo con la imagen de Agustín junto a un pescador. Tras el homenaje, el secretario general de la Fundación Philippe Cousteau, Rafael Lobeto Lobo, hizo lectura del 'Manifiesto Azul', por el que se impulsa la regeneración marítimo-portuaria en cumplimiento con las directrices europeas en este sector. Un proyecto que contempla una reorganización estratégica del sector pesquero y la actualización marítima mediante la creación de un Instituto Internacional de Mediación y Arbitraje del Transporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos