Amelia Fernández da a Gozón un mes para admitir su deuda con la mancomunidad

Un momento de la Junta de la Mancomunidad celebrada ayer en Luanco que tuvo que aplazarse . / P. G.-P.
Un momento de la Junta de la Mancomunidad celebrada ayer en Luanco que tuvo que aplazarse . / P. G.-P.

Otra de las condiciones de la alcaldesa de Carreño para aceptar la presidencia del órgano es que el Pleno gozoniego fije plazos para pagar la cuantía que debe

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS / LUANCO.

La alcaldesa de Carreño, la socialista Amelia Fernández, ha remitido una carta a su homólogo de Gozón, Jorge Suárez, en la que le da un plazo de treinta días para que el Pleno de este Ayuntamiento reconozca «expresamente» la deuda que tiene con la Mancomunidad del Cabo Peñas. Esta es la principal exigencia que hace para asumir la presidencia del órgano supramunicipal. La regidora carreñense se ampara en el informe de la Intervención de la Mancomunidad, que cifra en más de 157.000 euros el déficit que tiene Gozón a fecha de 31 de diciembre de 2017 en sus aportaciones al órgano. Además, reclama otro acuerdo al Pleno gozoniego para que fije unos plazos en los que abonar la deuda y que deje sin efecto el pacto adoptado con fecha de 25 de abril de 2013. En éste se acordó, a iniciativa del entonces gobierno del PP, separarse unilateralmente de la mancomunidad.

El resto de las condiciones se resumen en reclamar que los socios en la unión de concejos «garanticen» la continuidad del servicio de la piscina climatizada mancomunada. Para ello, solicita también la aprobación de un convenio con las empresas que prestan este servicio para abonar así la deuda que tiene Gozón pendiente con ellas.

Entretanto, ayer tuvo que volverse a aplazar la convocatoria de la junta de concejales, esta vez al no reunir el quórum necesario para su celebración. Así, hay convocado un nuevo encuentro para mañana miércoles.

Las nóminas, en riesgo

Una de las principales consecuencias que tiene la paralización del relevo en la presidencia de la mancomunidad es el pago de las nóminas de los once trabajadores que integran su plantilla. Así lo pusieron de relieve ayer los asistentes a la junta de los partidos políticos del PSOE, IU-Equo de Gozón y Somos e IU de Carreño. Según explicaron, se hace imprescindible la firma de la presidencia para autorizar estos pagos. Por esta razón, el portavoz de IU de Carreño, Ángel García, reiteró sus criticas hacia la alcaldesa, Amelia Fernández, «porque sigue empeñada en poner palos a la mancomunidad actuando de una manera irresponsable y manipulando, además, la opinión de los vecinos de Carreño». Esta fue una de las causas por la que su partido pidió la dimisión de la regidora, por mantener su postura de no aceptar el relevo en la presidencia.

Una petición a la que ahora se suma el Partido Popular. En palabras de su portavoz, José Ramón Fernández, «la alcaldesa solo hace que enredar y mentir para intentar confundir a todo el mundo. Lo que tiene que hacer es asumir el cargo que le corresponde y, luego, si su intención es verdaderamente disolver la mancomunidad como parece que ahora quiere, nosotros le acompañaremos en ese objetivo».

Así las cosas, el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, declinó ayer hacer comentario alguno sobre las condiciones exigidas por parte de su homóloga en el cargo. Una postura cauta para evitar encender aun más el debate, aunque no pudo por menos manifestar su preocupación por el futuro de esta unión de concejos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos