Apeaderos en vía muerta

Baldosas rotas en la estación de Piedras Blancas.
Baldosas rotas en la estación de Piedras Blancas. / FOTOS: MARIETA

Castrillón reclama al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias mejoras y reparaciones en las cinco paradas de tren del concejo | «El estado de abandono es total», denuncia el concejal de Obras, José Luis Garrido, tras encargar un informe a la Policía Local

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El refranero español dice que «una imagen vale más que mil palabras», y la que se llevan los usuarios de la línea de FEVE que une Avilés con Castrillón y los concejos del Bajo Nalón cuando se apean en cualquiera de las estaciones del concejo deja bastante que desear. La Policía Local de Castrillón, a petición de la Concejalía de Obras, ha realizado un informe sobre el estado en el que se encuentran los apeaderos, de los que Adif es responsable.

«El estado es de abandono total», denuncia el concejal José Luis Garrido, quien ha remitido a su vez otro informe a Adif reclamando «las actuaciones necesarias para la reparación y acondicionamiento de los apeaderos de FEVE». El escrito no deja lugar a dudas: todas necesitan, cuanto menos, un lavado de cara aunque en otros casos la reforma ha de ser más profunda.

Raíces

El apeadero de Raíces quizás sea el más deteriorado. Presenta desperfectos tanto en sus accesos como en la propia marquesina y la vegetación se extiende a lo largo de la senda que da acceso peatonal a la parada de tren, hasta el punto de que en zonas se encuentra invadida por completo.

El acceso a la marquesina se puede realizar también por una rampa de asfalto protegida con una valla metálica, que se encuentra rota y oxidada. El informe también deja claras las deficiencias de la propia marquesina, que tiene uno de sus paneles arrancados, está llena de pintadas y tiene colgando el cableado del alumbrado.

Los agentes constataron también que se han acumulado restos de basura junto a las vías, frente a la marquesina, y entre la maleza que rodea al apeadero.

Piedras Blancas

La vegetación ha tomado también las pequeñas zonas verdes que rodean los accesos a la estación de Piedras Blancas. Además el edificio, en el que ya no se expiden billetes, está lleno de pintadas y el mural de la fachada tiene gran parte de sus baldosas arrancadas. Por otro lado, los escalones de acceso también se encuentran rotos, con aristas que pueden suponer un peligro para los usuarios. A su vez, en un lateral del edificio principal hay una tapa de registro levantada, quedando el hueco de la misma al descubierto. Y no funciona el alumbrado.

Salinas

El asfalto del acceso rodado al apeadero de Salinas se encuentra en muy mal estado, tal y como reza en el informe de la Policía Local, con el pavimento roto en varios sitios y rodeado de vegetación, que invade en determinados tramos la calzada «hasta el punto de que no se puede pasar sin que te roce». Las condiciones del acceso peatonal no son mucho mejores, ya que también está lleno de maleza «impidiendo prácticamente el paso de personas al principio de la rampa de acceso», igual que el estacionamiento de vehículos. Como sucede en Piedras Blancas, al lado de la marquesina existe un hueco de registro sin tapa.

Vegarrozadas

Aquí la vegetación es el principal problema, ya que invade la rampa de acceso por la que deben pasar los peatones. La marquesina presenta un estado bastante deteriorado, con falta de pintura tanto en sus postes de apoyo como en el tejadillo. Además, solo funciona el alumbrado de esa zona, pero no del resto del apeadero.

Santiago del Monte

El primero de los problemas que contempla la Policía Local es el acceso al mismo. En el informe se refleja que solo es posible entrar en el apeadero en vehículo si vas desde Soto del Barco, ya que os conductores que llegan desde Piedras Blancas o La Lloba lo tienen prohibido, al existir una línea continua de separación de carriles.

Una vez que los vehículos acceden a la zona se encuentran un escalón que han de salvar para adentrarse en un camino lleno de baches, charcos y vegetación abundante. El edificio del apeadero está lleno de pintadas y desconchones. Además la maleza ha tomado el asfalto que rodea a la estación. Las farolas existentes en la zona de espera presentan un mal estado y no funcionan, incide la Policía Local.

Todas estas deficiencias observadas por los agentes se han hecho llegar a Adif, dando respuesta también a las quejas vecinales que piden al Ayuntamiento la reparación de estos espacios, que son utilizados a diario por los viajeros. «No nos corresponde a nosotros y así se lo trasladamos a los vecinos, pero queríamos instar a Adif que lo repare cuanto antes porque no hace falta explicar mucho más, los apeaderos hablan por si solos», recalcó el concejal de Obras y Medio Ambiente, José Luis Garrido.

Fotos

Vídeos