Los árboles autóctonos echan raíz en Illas

Una parte del grupo de voluntarios que participó ayer en la plantación de árboles. /  PATRICIA BREGÓN
Una parte del grupo de voluntarios que participó ayer en la plantación de árboles. / PATRICIA BREGÓN

El Grupo Ornitológico Mavea y una treintena de voluntarios plantan acebos, hayas y alisos en el entorno de las piscinas de Sollovio

S. GONZÁLEZ CALLEZUELA.

Los árboles autóctonos echarán raíces en Illas gracias al trabajo voluntario del Grupo Ornitológico Mavea y de una treintena de personas, incluidos niños, que se animaron a plantar varias decenas de ejemplares en el entorno de las piscinas de Sollovio. La actividad, que se celebró ayer, se enmarca dentro del programa de voluntariado ambiental del grupo Mavea para este año.

La jornada comenzó temprano y a la puerta del Ayuntamiento en Callezuela. Todo el grupo se desplazó caminando los pocos metros que separan la Casa Consistorial del área. A pesar del frío y la lluvia, que amenazó varias veces por la mañana, los voluntarios se enfundaron sus chaquetas y el calzado de monte para disfrutar de una actividad diferente.

En total se plantaron en la zona unos ochenta árboles, en su mayoría acebos. «Ha estado muy bien, todo el grupo estaba muy animado e incluso se apuntaron niños, que están muy concienciados con el medio ambiente», apuntó David Díaz, de Mavea. Aunque los acebos fueron los protagonistas también se replantaron hayas, alisos y otras especies. «Hemos creado una primera hilera con medio centenar de árboles a modo de seto que separa y luego más arriba el resto, más dispersos», indicó el coordinador de Mavea.

En esta actividad de voluntariado colaboró estrechamente el Ayuntamiento de Illas, que aportó el terreno donde se realizó la plantación. Además, facilitó el abono necesario, así como tutores que guiaron la experiencia. Desde Mavea se puso a disposición de todos los presentes la herramienta y la mano de obra, con la que también colaboraron todas las personas que respondieron a la convocatoria del grupo ornitológico.

Junto a la plantación se disfrutó del paisaje y de las sendas de la zona, poniendo así en valor toda la zona rural.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos