Argüero urge una solución a los desprendimientos en la playa de Merón

Uno de los bloques de hormigón del muro está tirado sobre las rocas de la playa. / BERTO ORDIERES
Uno de los bloques de hormigón del muro está tirado sobre las rocas de la playa. / BERTO ORDIERES

«El muro de contención de la finca colindante al arenal se vino abajo y las últimas lluvias se llevaron parte de la carretera», critica

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Argayos, piedras en el aparcamiento, el desborde del río y la caída de un muro de contención. La playa de Merón ha ido en los últimos meses perdiendo su encanto habitual. Las últimas lluvias han causado desprendimientos en la zona, obligando a la Policía a cerrar el acceso al arenal durante varios días para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía. «Llevábamos avisando desde hace tiempo que esto podía pasar», aseguran desde la Asociación de Vecinos San Mamés de Argüero. Una situación que viene arrastrándose desde el mes de septiembre cuando, según relatan los vecinos, se vino abajo el muro de contención de la finca colindante a la playa.

La gota que ha colmado la paciencia de los vecinos tuvo lugar hace tan solo unas semanas, cuando las fuertes lluvias que asolaron Asturias se llevaron parte de la tierra sobre la que está cimentada la carretera. Fue entonces cuando la Policía Local, avisada por los vecinos, cortó el acceso al arenal como medida de seguridad. El mal estado de la vía en los últimos tiempos hace que muchos crean que, si no se toma pronto una solución, ésta no llegue a durar más de dos años. Exigen, además, que las medidas se realicen ahora «y no en pleno julio».

Según explican, «la carretera ya de por sí está bastante mal. A pesar de haber una limitación de ocho toneladas bajan de igual manera los camiones a por el ocle. Lo que hacen -explican- es arrancar la señal y llevársela. Si llega la Guardia Civil, al no haber ningún indicador de prohibición, no hay multa».

Apuntan que las obras «no van a ser sencillas pues requieren trámites y presupuesto»

Por el momento, según han informan desde la asociación vecinal, las obras «no van a ser sencillas. Requieren muchos trámites y, sobretodo, presupuesto». En principio los trabajos estarían centrados en el arreglo del argayo de la carretera y de otro desprendimiento cercano al aparcamiento del arenal. Asimismo, desde la entidad han solicitado al Ayuntamiento una valoración de otros tramos de la carretera, «que en cualquier momento pueden hundirse».

Bloques de hormigón

A todos estos problemas, se suma el desprendimiento de una pared a finales del año pasado y que, a día de hoy, todavía no se ha solucionado. Según relatan los vecinos, «a principios de diciembre el muro de contención de la finca lindante a la playa se vino abajo. Ya en septiembre se había desprendido un trozo pero esta vez se desplomó entero». Los fragmentos quedaron entonces esparcidos por el arenal. Se trata, apuntan, de pequeños bloques de hormigón con varillas de hierro en el interior. Piezas que pueden suponer un peligro para los usuarios del arenal.

La playa de Merón es una de las más cambiantes de la costa asturiana y es la marea la que marca el espacio del arenal. Una entrada de arena que puede provocar el enterramiento de dichos bloques, haciendo la varillas invisibles para las personas que acudan a disfrutar de un día de sol. «Lo que se reclama es la retirada de los escombros o la destrucción de los mismos retirando, eso sí, las varillas de hierro. En definitiva lo único que queremos es una solución», aseguran.

En la entidad reconocen que solucionar todos estos problemas «no es fácil y rápido, pero de hacerlo que sea completo». Recuerdan, además, que la playa es uno de los motores de la economía de muchas parroquias de la zona. En este sentido, el presupuesto de este año -aprobado con el apoyo de PSOE, Foro y Somos Villaviciosa- contempla una partida de 32.000 euros para el mantenimiento de las playas y 48.000 solamente para Rodiles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos