El atracador de La Arena: «Se me olvidó tomar las pastillas»

Sucursal de Liberbank de La Arena en la que se frustró anteayer el intento de atraco.
Sucursal de Liberbank de La Arena en la que se frustró anteayer el intento de atraco. / PATRICIA BREGÓN

El acusado que entró en la sucursal de Liberbank queda en libertad tras reconocer los hechos y achacar su conducta a la falta de medicación

M. P. AVILÉS.

El hombre que intentó anteayer atracar a punta de cuchillo una sucursal de Liberbank en San Juan de La Arena, y cuya acción fue abortada por los propios empleados de la oficina bancaria, que consiguieron reducirlo, fue puesto ayer en libertad, tras ser sometido a un juicio rápido en los juzgados de Pravia. El detenido, de 52 años y natural de Soto del Barco, confesó los hechos ante la jueza.

El intento de atraco sucedió a primera hora del martes. Alrededor de las nueve de la mañana, la Policía Local de Soto del Barco recibía el aviso, y al llegar, el autor del intento de atraco, que responde a las siglas de J. M. G. y tiene 52 años, se encontraba ya inmovilizado, puesto que había sido reducido por el empleado que en ese momento se encontraba allí, con la ayuda de un cliente. Frustraron la intentona, que no llegó a mayores. Finalmente, la Guardia Civil procedería a su detención, y pasaría la noche en las dependencias del cuerpo, hasta que ayer fue puesto a disposición judicial.

El acusado de los hechos es vecino de Soto del Barco, y conocido en la localidad, pues allí reside, compartiendo domicilio con sus progenitores. Anteayer accedió a la sucursal de La Arena armado con un cuchillo. Al verlo, las personas que allí se encontraban actuaron con rapidez, lo redujeron y consiguieron quitar de sus manos el arma blanca, y esperaron hasta la llegada de las fuerzas de seguridad, la Policía Local y la Guardia Civil.

Fue sometido a un juicio rápido en los juzgados de Pravia y puesto finalmente en libertadEl detenido ya había protagonizado hace años un hecho similar

Ayer por la mañana, el acusado fue sometido a un juicio rápido en los juzgados de Pravia. Previamente, se le había practicado un reconocimiento forense para conocer la situación real de su estado físico y psiquiátrico. Ya durante la citación, admitió sin reservas haber cometido los hechos, y achacó su actitud, que le condujo a acercarse a la sucursal de Liberbank con la intención de perpetrar un atraco valiéndose de un cuchillo (esgrimiría, durante la narración en su defensa, que era de pequeño tamaño) en la mañana del martes, a no tomar la medicación que necesita por prescripción facultativa, por cuestiones de salud mental y «olvidarse de tomar las pastillas». Extremo este, la necesidad del tratamiento, confirmado en la propia exploración médica que le fue realizada.

Ante la sucesión de los acontecimientos, con el atraco frustrado y tras haberse saldado sin haber tenido que lamentar ningún daño personal, ni material, en vista de los condicionantes, y la confesión del acusado, desde la propia fiscalía estimaron no pedir ninguna medida restrictiva de libertad. De tal manera que la jueza dictaminó su liberación al finalizar el juicio.

Otro intento anterior

No había sido esta la primera vez que el acusado protagonizaba un suceso, puesto que hace unos años ya fue detenido por un hecho similar. Su libertad solo quedaría condicionada en caso de volver a incurrir en la comisión de un delito.

Fotos

Vídeos