El atracador de San Juan de la Arena ingresa en prisión

La Guardia Civil le detuvo como supuesto autor de dos robos con violencia a dos mujeres de avanzada edad en Pravia

S. G./ M.P. PRAVIA.

El acusado de atracar la sucursal bancaria de Liberbank en San Juan de la Arena, J.M.G., de 52 años y vecino de Soto del Barco, ha entrado finalmente en prisión al ser detenido por la Guardia Civil de Pravia como supuesto autor de dos robos con violencia e intimidación perpetrados a dos mujeres de avanzada edad de la localidad. El hombre cuenta con antecedentes por hechos similares acaecidos hace cuatro años.

Estos dos nuevos robos, que logró consumar, tuvieron lugar en dos días consecutivos y bajo el mismo 'modus operandi', el tirón. Aprovechándose de la avanzada edad de las mujeres, el detenido utilizó este método para hacerse con su botín no sin antes tener que amenazar a una de las víctimas, que opuso resistencia. Para ello, y según narra la Guardia Civil encargada de la investigación, habría utilizado una supuesta arma blanca. Tras conseguir perpetrar ambos robos, J.M.G. habría huido hacia la estación de FEVE de Pravia, con la intención de abandonar la localidad, aunque fue en ese mismo espacio donde los agentes lograron darle el alto.

El acusado fue sorprendido por agentes de la policía judicial de la Guardia Civil praviana, que procedieron a su detención para trasladarlo a las dependencias policiales. A estos hechos, producidos los últimos días, se suma el intento de atraco de la sucursal bancaria de San Juan de la Arena, que tuvo lugar el pasado 4 de julio.

Por ese delito se encuentra inmerso en un proceso judicial como imputado, en calidad de autor, de ese atraco que acabó frustrado gracias a la intervención de los empleados de la entidad bancaria. J.M.G. habría intentado perpetrar el robo con el rostro tapado y utilizando un arma blanca. Según el relato de lo sucedido por los testigos del suceso, el acusado entró en el local, ocultando un cuchillo que trataría después de blandir ante los empleados de la sucursal. Sin embargo, gracias al trabajador que en ese momento se encontraba en la caja, la ayuda de un cliente que acudió en su ayuda desde el supermercado de la misma calle, así como de la directora de la sucursal, impidieron que materializase su intento.

Hasta la sucursal se trasladó la Policía Local de Soto del Barco y la propia Guardia Civil, que se encargaba de detenerle. Tras las diligencias previas el hombre fue puesto en libertad un día después del intento de atraco, tras ser sometido a un juicio rápido en los juzgados de Pravia. En ese juicio argumentó los hechos basándose en que no había tomado la medicación que necesita por prescripción facultativa por cuestiones de salud mental.

La Guardia Civil de Pravia puso a disposición judicial el detenido por estos dos nuevos robos. El juez encargado de estas actuaciones ordenó su ingreso en el Centro Penitenciario de Villabona.

Fotos

Vídeos