Atracón popular en Las Vegas

La sidra volvió a ser la bebida favorita en la celebración de ayer.
La sidra volvió a ser la bebida favorita en la celebración de ayer.

Más de 3.500 personas disfrutaron ayer de la comida en la calle de las fiestas

J. F. GALÁN LAS VEGAS.

En familia, con amigos, en pareja o con todos a la vez, cientos de personas disfrutaron ayer de la comida popular en la calle, una de los actos centrales de las fiestas de Corvera que cada año gana más adeptos. Entre ellos estaban los seis hermanos Menéndez Muñiz y sus familiares, veintitrés en total. «Venimos todos los años. El sitio nos da más bien igual, lo importante es salir y pasárselo bien», aseguraban mientras se disponían a degustar un variado menú.

Más información

Era la novedad de este año, el cambio de escenario, de la plaza de Los Maestros hasta la cercana 'pista roja' del parque de Europa, un espacio diáfano y más amplio en el que el Ayuntamiento dispuso mesas y sillas para unos 650 comensales. Todas se habían reservado con mucha antelación y a medida que se acercaba la hora de inicio establecida, las dos de la tarde, comenzaron a llenarse.

Antes, durante y después de la comida las bandas de música, de baile y de gaitas de Corvera y la charanga El Felechu se encargaron de caldear el ambiente, que se extendió por amplias zonas de Las Vegas. Si el centro neurálgico se situaba en la nueva plaza del parque de Europa, numerosos bares y restaurantes contribuyeron a la fiesta sacando un año más sus mesas y sillas a la calle, algunas de ellas cortadas al tráfico. Fue el caso, por ejemplo, de Primero de Mayo, en la que se concentraron casi tantos comensales como en la plaza del Parque Europa.

Según el Ayuntamiento unos 3.700 comensales disfrutaron ayer de la comida popular en la calle en una jornada meteorológicamente algo inestable pero a fin de cuentas agradable, con ratos de sol y sin que cayese ni una gota de agua del cielo. «A mí lo que más me gusta es tener ocasión de juntarnos todos alrededor de una mesa para disfrutar de la comida y de la compañía», decía Diego, natural de Valdesoto y residente en Las Vegas desde hace unos años. En nuestra zona no se hacen comidas en la calle, somos más de merienda, pero esto nos gusta tanto o más y desde que llegamos a vivir aquí no nos hemos perdido ni una». Junto a él, Pili, Diego, Guzmán, Verónica, Milio, Olga, Gonzalo y otros amigos y familiares ocupaban una de las mesas de la 'plaza roja'.

Un poco más allá Carlos García echaba un generoso culín. «Somos veinticinco, y venimos todos los años. Algunos desde Cornellana, Soto del Barco, de Muros de Nalón y hasta de Belmonte, y otros somos de aquí, de Corvera. Nos juntamos todos los años, y aunque la plaza de Los Maestros estaba muy bien, aquí da la sensación de que hay más amplitud». Tampoco faltaron Nodelina García, Lina Arias, Antonia Moñinos y Conchi Moñino, de las Vegas y de Villalegre, ni el numeroso grupo de amigos de la familia Bousoño, unas veinte personas de distintas edades que también se declararon incondicionales de la comida en la calle de Corvera.

Entre culín y culín, tortillas, empanadas y bollos 'preñaos' fueron poco a poco desapareciendo de los platos y dando paso a una animada sobremesa que se prolongó hasta que bien avanzada la tarde. Después, niños y padres se dirigieron al 'prao' de la fiesta para disfrutar del show de Susana, otros al cercano Llar, donde se celebró una nueva edición del Festival de Tonada y otras más a seguir disfrutando del buen ambiente que ayer se respiraba en Las Vegas.

Fotos

Vídeos