Una avería en la red deja sin agua durante casi un día a los vecinos de Solís

Solís se quedó sin agua durante la tarde del lunes. / PATRICIA BREGÓN
Solís se quedó sin agua durante la tarde del lunes. / PATRICIA BREGÓN

Los operarios arreglaron ayer la tubería dañada, que se encontraba en la zona de Montegrande, y no se precisó de aportar agua con cubas a las ganaderías

S. GONZÁLEZ SOLÍS.

Una avería en la red de abastecimiento dejó cerca de un día sin agua a toda la parroquia de Solís. Tras horas sin servicio, finalmente el Ayuntamiento restablecía la normalidad a primera hora de la tarde de ayer. Los operarios municipales detectaron el problema el pasado lunes e inmediatamente iniciaron los trabajos, que en un primer momento se centraron en encontrar el punto exacto de la rotura de la tubería.

«No fue sencillo porque estaba en una zona de monte y costó encontrarla», explicó el edil de Obras, Adolfo Alonso. Finalmente se detectó el problema en Montegrande. Hasta que los operarios pudieron arreglar la red, tanto vecinos como las ganaderías de Solís permanecieron sin servicio de agua por lo que el Ayuntamiento movilizó a la Policía Local, que contactó con las ganaderías para conocer sus necesidades reales de abastecimiento en previsión de no saber cuánto podrían durar las obras. «Como la intervención fue rápida los ganaderos nos dijeron que no precisaban de las cubas. Solo habría que mandarlas si se pasaran las 24 horas», comentó Alonso.

Los trabajadores municipales lograron reparar la red ayer por la mañana aunque al engancharla a la traída de agua esta sufrió un nuevo percance, volviendo a dejar a los vecinos sin agua. «Esto se debe a que el tramo reparado se desvió al meterle la presión del agua. Hemos tenido que apuntalar todo el tramo para evitar que se volviera a caer», matizó el concejal de Obras.

Esta segunda fase de trabajos se logró llevar a cabo las horas siguientes por lo que a las 16.30 horas se daba por arreglada la red. No obstante, las próximas horas serán de prueba ante la posibilidad de que la red vuelva a dar problemas o se detecte alguna avería diferente. «Son obras complejas, y más en la zona rural donde hay muchos metros de tuberías que discurren por zonas verdes o montes, como ha sido este caso», explicó Adolfo Alonso.

Los vecinos se mostraron comprensivos con el problema y se ofrecieron a colaborar con el Consistorio en todo lo posible. Esta rotura en la red de abastecimiento se asemeja a la vivida la pasada Navidad en Molleda. En aquel caso la avería se prolongó durante una semana y se hizo necesario el abastecimiento a las viviendas y ganaderías a través de cubas. El Ayuntamiento entonces optó no solo por reparar la red, sino por sustituir todo el tramo de las tuberías, que tenían más de cuarenta años de antigüedad y algunas eran de fibrocemento. La inversión municipal ascendió a 21.300 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos