550 aves se dan cita en la exposición avícola de Candás

Emilio Martínez con 'Alfonsín', un ejemplar de Serama. / A. G.-O.
Emilio Martínez con 'Alfonsín', un ejemplar de Serama. / A. G.-O.

400 son de la raza pita pinta y participan en el concurso junto a otras gallinas de países como China, Francia, EE UU e Indonesia

A. G.-O. CANDÁS.

La Asociación para la Recuperación de la Pita Pinta Asturiana (ARPPA) ha vuelto a superarse. La entidad ha logrado reunir a más de 550 ejemplares en la VI exposición avícola de Candás que se celebra este fin de semana en la antigua fábrica de Ortiz. Gallinas autóctonas comparten espacio con otras llegadas de diferentes partes del mundo. China, Francia, Austria y Estados Unidos son algunos de los países representados en esta edición. «El nivel de los animales ha mejorado mucho este año», asegura el presidente de ARPPA, la entidad organizadora, Emilio Martínez, quien considera que «se ha superado el nivel que hubo hace tan solo una semana en el Europeo de Gijón».

Uno de los ejemplares, presentado por la asociación organizadora, más especiales es el Ayam cemani, de Indonesia, cuya peculiaridad es que es totalmente negro, tanto por fuera como por dentro. «Sus órganos, huesos y carne, son oscuros como su piel», apunta. Según Martínez, «es una característica muy apreciada. Algunos restaurantes especializados pagan casi cien euros por un gallo, aunque su peso solo supere ligeramente el kilo. Lo único blanco son sus huevos». Todo lo contrario que la Sedosa blanca, una raza japonesa. «En este caso sus huevos son azul verdoso», explica.

Los gallos también han estado presentes en esta edición. Uno de los que más ha llamado la atención del público es un ejemplar de Serama, el más pequeño que existe. Se llama 'Alfonsín', cuenta Martínez. Se trata de una raza muy dócil. El organizador dice que «se ha acostumbrado a las personas y es capaz de descansar allí donde se le pose». Y así lo demostró ayer. Primero echó una siesta en una mesa y después la continuó en el hombre de su dueño, un comportamiento que no desapercibido para los asistentes.

Pese a esta gran cantidad de variedades llamativas, el concurso premiará los ejemplares de pita pinta de las cuatro tipologías principales: negro moteado de blanco, roxu con tonos claros, abedul y blanco entero. El jurado ha tenido que valorar a más de 400 animales, buscando a aquel que se acerque más al patrón establecido. Las patas, el plumaje o el pico son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de juzgar y dar una puntuación definitiva. Son las características que pueden observarse en las planillas colocadas en las jaulas.

Además de las gallinas, en la fábrica de Ortiz podrán contemplarse hasta el domingo otro tipo de aves como ocas, patos, pavos reales, faisanes y pájaros.

Más

Fotos

Vídeos