El Ayuntamiento de Carreño niega que se sacrifiquen animales abandonados

El Ayuntamiento de Carreño niega que se sacrifiquen animales abandonados
Perros, en la residencia Arco Iris, que recoge a las mascotas. / E. C.

Integrantes de varias protectoras de la comarca dan la voz de alarma sobre lo que el equipo de gobierno calificó de «mero bulo»

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El concejal de Medio Ambiente, Gabriel Rodríguez, salió ayer al paso de las acusaciones que realizaron algunos miembros de varias protectoras de la comarca que mostraron su preocupación ante la posibilidad de que el Ayuntamiento de Carreño autorice el sacrificio de animales abandonados tras finalizar el plazo para su adopción. Unas denuncias que fueron desmentidas categóricamente por parte del el concejal de Medio Ambiente, Gabriel Rodríguez, quien calificó esta preocupación de «meros bulos». El edil pidió además que antes de hacer circular este tipo de noticias «previamente conozcan la realidad de los hechos».

Según relató la secretaria de la Fundación Protectora de Animales de Asturias, Alejandra Mier, «durante la mañana (de ayer) llegó a nuestro conocimiento que el Ayuntamiento de Carreño estaba llevando a cabo estas prácticas, algo que me sorprendió porque conozco muy bien a los responsables. Pero estas informaciones siempre dejan dudas al respecto del funcionamiento de los ayuntamientos. De ahí, que hayamos optado por hacer indagaciones al respecto que puedan confirmar que no se están dando este tipo de prácticas».

Todo comenzó por un comentario realizado por voluntarios y miembros de las protectoras de la comarca a raíz del coste que supone contratar un servicio externo de acogida de los animales retirados de las vías públicas para las arcas municipales, 3.000 euros al mes. En este sentido, el edil Gabriel Rodríguez, recordó que el año pasado se recogieron nueve perros de las calles y se formalizaron el mismo número de adopciones. Este año recogieron dos y se adoptaron tres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos