El Ayuntamiento dejará de externalizar el servicio de parques y jardines

Imagen de archivo del parque de Piñole, en Salinas /  MARIETA
Imagen de archivo del parque de Piñole, en Salinas / MARIETA

Entre las fórmulas que se estudian está la creación de una empresa de servicios, aunque los informes técnicos se decantan por asumir la competencia desde el Consistorio

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón se encuentra en pleno estudio del proceso de remunicipalización del servicio de parques y jardines, que hasta ahora está subcontratado con la empresa Urbaser, pero cuyo plazo de vigencia finaliza el mes de noviembre. Parece ser que la opción que mejor encaja en los informes técnicos realizados hasta el momento es la de la remunicipalización, aunque también se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de crear una empresa pública de servicios.

El estudio está siendo elaborado por la Secretaría municipal y todo apunta a que, dado el poco espacio de tiempo, la mejor opción es asumir directamente las competencias desde el Consistorio. «Es lo que nos aconsejan aunque la decisión final aún no está tomada, son muchas las variables que se tienen que tener en cuenta», indicó el concejal de Obras y Medio Ambiente, del que depende este contrato.

EL CONTRATO

600.000
euros destinados anualmente por el Ayuntamiento al contrato de parques y jardines.
18
personas contratadas por Urbaser para el servicio, que serían incorporadas a la plantilla municipal.

El Ayuntamiento destina cada año 600.000 euros a sufragar los gastos de este servicio. Esta partida se ha incrementado este año respecto al año anterior con la previsión de que se ejecute la remunicipalización. De Urbaser depende una plantilla de dieciocho personas. «Con esta fórmula pasarían a ser personal laboral interino del Ayuntamiento. Pero hay que analizarlo bien, porque lo que no queremos, bajo ningún concepto, es que el puesto de estas personas corra peligro», puntualizó el edil de Izquierda Unida.

El servicio lleva subcontratado más de una década y al contrato se le han aplicado varias prórrogas aunque en la última campaña de las elecciones municipales el equipo de gobierno se comprometió a estudiar su remunicipalización. «Es uno de los equipos mejor valorados del Ayuntamiento. Nunca hemos tenido ni una sola queja sobre ellos de nadie. Es gente muy válida y nos gustaría seguir contando con ellos», recalcó Garrido. La plantilla está formada, mayoritariamente, por personas que padecen algún tipo de discapacidad, ya sea física o psíquica.

La remunicipalización es la opción menos complicada aunque desde el equipo de gobierno apuntan que «de hacerse una empresa pública de servicios se le podría encargar otros servicios que también están externalizados», comentó el edil de Obras. Así, otro de los que están subcontratados son el de limpieza de edificios municipales, al que se destina una partida anual de 445.000 euros, y por otro el de la recogida de basuras.

El más complicado de devolver a la municipalización es el del agua, que está privatizado con Aqualia. «Ese tiene una periodicidad de veinticinco años, quedan muchos por delante. Aunque este es diferente porque se sufraga con lo que sacan de los recibos. De lo que se beneficia el Ayuntamiento es del fondo de inversiones, que era de unos ocho millones de euros», recalcó José Luis Garrido.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos