El Ayuntamiento se encargará de la limpieza de playas este verano

El gasto en este servicio, que hasta ahora corría a cargo de Cogersa, lo sufragará el Principado con una subvención nominativa al Consistorio

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón asumirá este año el servicio de limpieza de las playas, que hasta ahora tenía asumido Cogersa. La decisión llega después de varias reuniones entre todos los consistorios costeros con el consorcio y los responsables del Principado. El cambio obedece a que los estatutos de Cogersa no incluyen este tipo de servicio, por lo que había reparos para su ejecución.

Esta temporada estival será el Ayuntamiento quien gestione la limpieza de arenales pero lo hará con financiación regional. El acuerdo al que se ha llegado permite que el Principado otorgue a los municipios costeros, como es el caso de Castrillón, una ayuda nominativa para hacer frente a este gasto. Hasta ahora la subvención iba destinada a Cogersa como entidad encargada de la limpieza. «Nos falta por saber cuál será la cuantía de la ayuda del Principado y en qué momento se hará efectiva. Una vez que tengamos claro eso podremos gestionar el propio servicio», indicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero.

Esta medida no será definitiva sino que se llevará a cabo de manera transitoria. «De esta manera salvamos esta temporada pero Cogersa se pondrá a trabajar ya para modificar sus estatutos de manera que si se pueda incluir la limpieza de las playas en ellos de cara a los próximos años», comentó la alcaldesa, que mantuvo una reunión con el resto de representantes hace escasos días.

Castrillón cuenta con siete arenales, aunque los de mayor afluencia son Salinas, San Juan y Santa María del Mar. Quedará ahora por ver cómo se gestiona desde el Consistorio el personal encargado de la limpieza de los arenales. El personal de Cogersa finalizará su trabajo en las playas el próximo mes de mayo, cuando cumple el actual contrato firmado para tal fin. El problema llegó con la fiscalización de las cuentas del consorcio ya que este se encargaba íntegramente de los costes, sin repercutirlos después a los ayuntamientos.

La nueva Ley les obliga a tener registradas todas sus labores y, sobre todo, especificar las vías de ingreso de la financiación de las mismas. Sobre la mesa se pondrán en este sentido varias opciones, bien que siga siendo el Principado quien aporte el dinero o bien que el consorcio lo repercuta a los ayuntamientos como una tasa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos