El Ayuntamiento de Castrillón estudia gestionar el cobro del canon a las escuelas de surf

El Ayuntamiento de Castrillón estudia gestionar el cobro del canon a las escuelas de surf

De esta manera las entidades realizarán todos sus trámites en Castrillón a la vez que renuevan sus autorizaciones anuales

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón quiere facilitar los trámites a las escuelas de surf que operan en el concejo. Son casi una decena y desde el año pasado deben solicitar autorización al Consistorio para impartir clases en el verano en los diferentes arenales y, por otro lado, pagar el canon impuesto por Costas a las empresas. El equipo de gobierno está estudiando la posibilidad de gestionar ese cobro y facilitar así que las empresas realicen todos los trámites a la vez.

Esta posibilidad se planteó el pasado martes en la reunión entre la alcaldesa, Yasmina Triguero, y los responsables de Costas, que han dado de plazo para tomar la decisión definitiva hasta el 28 de febrero. «Nos parece más operativo gestionarlo todo nosotros ya que tenemos esa ordenanza que lo regula, que no tener que hacer algunos trámites aquí y otros en Oviedo», indicó la alcaldesa.

La regulación impuesta por el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la demarcación, llegó el verano pasado y en Castrillón generó división de opiniones entre los responsables de las empresas de surf, aunque en su mayoría veían con buenos ojos que se controlase la regulación de las escuelas para así conseguir que todas las que operan estén en regla. Además de pagar el canon, deben estar inscritas en el Registro de Actividades Turísticas del Principado como empresas de turismo activo. En cuanto a las tasas, se cobran 436,89 euros por la ocupación de las playas urbanas, que en el caso de Castrillón sería Salinas, y de 111,33 por las naturales por la temporada de verano.

«Ahora tenemos que ver la viabilidad de esta posibilidad que se nos ofrece con los técnicos responsables. La idea sería adelantar nosotros ese dinero del canon que luego se repercutiría a las empresas cuando renueven sus autorizaciones», indicó Triguero. El Ayuntamiento abre el plazo para renovar las autorizaciones antes del comienzo de la temporada alta, ya que todas estas normas tienen como fin regular la actividad surfera coincidiendo con las fechas en las que hay mayor afluencia en los arenales y por lo tanto hay que compaginar las clases de surf con los bañistas.

Castrillón destaca por su actividad surfera, que en temporada alta llega a generar unos cinco millones de euros gracias a las escuelas, alojamientos y festivales. Además, siete de las escuelas decidieron el año pasado reunirse y crear una asociación con el objetivo de «establecer estándares de calidad y consolidar Salinas como referente nacional en este deporte». Desde el equipo de gobierno de Izquierda Unida buscan «seguir fomentando este deporte y de esta manera haríamos que los responsables de las escuelas no tengan que hacer tantos trámites por separado en varias administraciones. Una vez que los técnicos estudien la propuesta se lo haremos saber a costas, pero creemos que puede ser sencillo de aplicar ya que nosotros ya tenemos una ordenanza y solo habría que hacer en ella una modificación», recalcó Triguero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos