El Ayuntamiento de Corvera pone en marcha un nuevo plan de ahorro energético

Las medidas se implantarán en los edificios municipales, como el Centro Socio Cultural de Las Vegas. / M. A.

Incluye medidas con las que se espera reducir la factura en 70.000 euros anuales y según el alcaide «el ciudadano no notará nada»

J. F. G. NUBLEDO.

El Ayuntamiento de Corvera anunció ayer la puesta en marcha un plan de eficiencia energética con el que espera ahorrar unos 70.000 euros anuales a partir del próximo ejercicio. Incluye diferentes medidas que han comenzado con la negociación de nuevas tarifas para abaratar la factura eléctrica a las que se sumarán cambios de potencia y un estudio de discriminación horario para reducir consumos en los edificios municipales.

El alcalde, Iván Fernández, expone sus cuentas. Las nuevas tarifas «nos va a suponer un ahorro anual de 20.000 euros con respecto al coste de los actuales consumos en distintas instalaciones municipales, a lo que también hemos sumado cambios de potencia», dice. Según sus cálculos, como estamos a mitad de año y estos cambios van a producirse de forma inmediata, «este mismo ejercicio ya ahorraremos 10.000 euros», afirma. La segunda fase del plan generará a su vez en 2018 otros 18.000 euros de ahorro que se sumarán a los 20.000 euros iniciales, de modo que «estaríamos ahorrando 38.000 euros», sostiene el regidor.

En una tercera fase, que se desarrollaría a partir del próximo año, se implementarían actuaciones para mejorar las instalaciones eléctricas de los edificios públicos y se aplicaría un estudio de discriminación horaria con el que el Consistorio espera optimizar los consumos. «Esta última parte, a su vez, producirá una reducción con respecto a las actuales facturas de otros 32.000 euros que, sumados a los 38.000 anteriores, nos dan una cifra de 70.000 euros ahorro», indicó Fernández.

Este plan se suma al desarrollado en 2015, cuando se realizaron inversiones por valor de 384.699 euros en la red de alumbrado público de Las Vegas, Los Campos y Trasona. Según el alcalde, «en este caso el plan tiene por objetivo el ahorro en la facturación de suministros eléctricos en edificios públicos y dependencias municipales. El ciudadano en la calle no notará nada».

Fernández recalcó por último que «las ventajas no sólo son económicas, sino que también lograremos disminuir la contaminación lumínica y reducir las emisiones de CO2».

Fotos

Vídeos