AZSA elabora un estudio sobre la estabilidad de la ladera de Pinos Altos

El argayo que bloqueó la senda peatonal ya está retirado.
El argayo que bloqueó la senda peatonal ya está retirado. / LVA

El Ayuntamiento solicita a la empresa, tras los últimos argayos, que se analicen las causas y posibles soluciones para evitar nuevos desprendimientos

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Asturiana de Zinc ha iniciado la elaboración de un estudio técnico sobre la estabilidad actual de la ladera de Pinos Altos en Salinas para valorar su situación tras el argayo del último temporal. El Ayuntamiento de Castrillón emitió un informe elaborado por el arquitecto municipal en el que se instaba a la multinacional a redactar este documento y a llevar a cabo una serie de medidas cautelares para asegurar la zona.

Estudio técnico, que se estima pueda costar unos 500 euros, ya se ha iniciado por parte de la empresa que se apresuró a tomar todas las medidas de seguridad necesarias, si bien los restos de tierras se retiraron el mismo día del desprendimiento. En el documento redactado desde la Oficina Técnica del Consistorio se establecen tres medidas cautelares. La primera, la retirada del material desprendido, ejecutada, la segunda la retirada de dos árboles, que tienen riesgo de desplome y que afectarían tanto a la seguridad pública como a la red de alumbrado. Esta actuación está pendiente y podría costar unos seiscientos euros. Por último mantener el corte peatonal durante hasta que se restablezca la normalidad en la zona.

«La verdad es que cuando hablamos con AZSA ya lo tenían controlado. Es más, cuando les pedimos el informe nos comunicaron que ya estaban en marcha. Han sido muy rápidos», explicó la alcaldesa, Yasmina Triguero. En cuanto a la estabilidad de la ladera, cuya senda peatonal es pública, el arquitecto insiste en que deberán evaluarse «las causas, patologías y medidas terapéuticas propuesta. En base al citado documento se establecerá el verdadero alcance de la actuación».

Una vez se realiza el estudio de la estabilidad de la ladera deberán proponerse soluciones si es que estas fueran necesarias. Estas podrían pasar por la colocación de una malla o bien de un muro, aunque se desconoce el alcance real hasta el momento. AZSA cuenta con diez días para redactar el estudio y presentarlo ante el Ayuntamiento.

Mientras, la senda que une Salinas con Pinos Altos se encuentra cerrada al paso y balizada con vallas y cinta de la Policía Local desde el mismo día en que se produjo el desprendimiento. No es la primera vez que este talud sufre argayos cuando hay temporal. Esta misma zona produce también otros desprendimientos en la zona del túnel de Arnao. Se trata de una ladera de tierras arenosas que con las fuertes lluvias hace que esta se deslice. A pesar de la aparatosidad del derrumbe, nunca se han sufrido daños personales ni en los edificios aledaños situados al pie de Pinos Altos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos