Una baja temeraria en la licitación deja en vilo la biblioteca de Salinas

Yasmina Triguero./
Yasmina Triguero.

La empresa Promogrado presenta la mejor oferta económica, cifrada en 191.000 euros, pero debe justificarla al reducir demasiado el precio base de licitación

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El plazo para presentar ofertas para la construcción de la nueva biblioteca de Salinas finalizó hace unos días. Ayer el Ayuntamiento reunía a su mesa de contratación para abrir los sobres. La propuesta económica mejor posicionada fue la de la empresa Promogrado, que puso sobre la mesa 191.000 euros, más de sesenta mil euros por debajo del precio de licitación.

Esta rebaja es considerada una baja temeraria ya que disminuye «considerablemente la cantidad de salida y la propuesta por el resto de empresas candidatas», apuntó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero. En total fueron ocho las empresas que se interesaron por hacerse cargo de la obra, la más cuantiosa de este ejercicio, y aunque una ofrecía 202.000 euros, el resto alzaban el precio situándolo más cerca de los 255.000 euros que se habían estimado en el proyecto de obra. La mesa de contratación ha procedido ahora a requerir a Promogrado que presente un informe que justifique debidamente esta baja en su precio. «Creemos que no habrá problemas porque ya hemos trabajado con la empresa pero esto hacer que la licitación se demore un poco más», comentó la alcaldesa.

Promogrado fue la encargada de construir la sala de estudios y el telecentro de Salinas, ejecutados con cargo al presupuesto del año pasado, al lado de los cuales se construirá ahora la nueva biblioteca. «En el anterior proceso de licitación cumplieron con todos los requisitos, no tendría que pasar nada ahora pero debemos esperar. De no poder demostrar la baja se tendría que pasar al siguiente candidato en la lista», indicó la edil.

El nuevo espacio estará ubicado en la calle Doctor Carreño, junto a la sala de estudios

Este no será el último paso burocrático antes de que empiecen las obras sobre el terreno, ya que debido a los cambios en la Ley de Contratos, una vez que se le adjudique se le da un plazo a la empresa contratista para incluir por registro municipal la documentación necesaria que acredite tanto su solvencia técnica como económica. De estar todos los papeles en regla se adjudicaría finalmente la obra y podría firmarse el acta de replanteo, que si supone el inicio definitivo de las obras.

Construcción

La nueva biblioteca de Salinas estará ubicada en la calle Doctor Carreño, en los bajos de los edificios de viviendas protegidas, a la entrada de la localidad. Este nuevo espacio liberará la actual biblioteca, que ocupa una sala en el antiguo instituto de Salinas, al que se están buscando otros usos para el futuro, aún no determinados desde el equipo de gobierno.

Los trabajos de construcción tienen un plazo de ejecución de cinco meses. A pesar de ser incluida este año en los presupuestos, la apertura de la biblioteca no llegará hasta el primer trimestre de 2018. Hasta entonces tampoco entrarán en servicio ni la sala de estudios ni el telecentro, que ya están terminados y amueblados a la espera de la biblioteca. «Siempre dijimos que se abriría todo el espacio a la vez. No es de recibo tener una sala de estudios en funcionamiento mientras hay obras al otro lado de la pared», destacó la alcaldesa en el momento de presentar el proyecto de obras.

La biblioteca estará unida mediante un pasillo con el resto de estancias de los bajos. El espacio será moderno y estará amueblado de tal manera que pueda acoger diferentes actividades, igual que las que se realizan ahora en el antiguo instituto. Además, en el proyecto de la totalidad de los espacios se ha incluido la posibilidad de convertir la sala de estudios en una de conferencias. Los vecinos han venido demandando este espacio reiteradamente durante años y ahora ven con «satisfacción que vaya a estar listo en breve».

Fotos

Vídeos