Bañugues se llena de oricios

Los asistentes degustaron los oricios en las jornadas que celebra la parroquia de Bañugues. /  A. G.-O.
Los asistentes degustaron los oricios en las jornadas que celebra la parroquia de Bañugues. / A. G.-O.

Los organizadores de la 35 edición del festival confían en que el final de la veda en Asturias abarate el precio de este producto

A. G.-OVIES BAÑUGUES.

La veda del oricio implantada por el Principado a finales de 2016 en todo el litoral asturiano llegará el mes de septiembre a su fin. Una fecha que los organizadores del Festival del Oricio de Bañugues esperan impacientes. Desde que hace cinco años comenzase a limitarse la pesca de forma intermitente, el precio de este producto no ha dejado de subir. Una situación que ha llevado a los organizadores del certamen a pagar el doble por el marisco que han traído para la fiesta de una edición a otra. Este año, ofrecen la docena a 15 euros. El encarecimiento del precio, 3 euros más que en 2017, se ha agudizado por las malas condiciones climáticas que impidieron a los marineros gallegos salir a faenar varios días.

La esperanza de que esta medida llegue a su fin después del verano abre un futuro lleno de posibilidades, aunque desde la organización gozoniega se muestran cautos a que finalice entonces el periodo de veda. «Todavía tienen que venir a verlos y valorar si han crecido lo suficiente», explica Esther García, presidenta de la asociación de vecinos El Pico. Ella ha vivido de cerca los cambios de los últimos años, por lo que espera que el fin de la veda tenga una repercusión directa en el precio final. En la actualidad, la organización trae los oricios de La Coruña, desde donde les llegan cada mañana antes de abrir la carpa.

CITA GASTRONÓMICA

Ubicación
La carpa estará instalada durante todo el día de hoy junto al aparcamiento de la playa de Bañugues.
Horario
El festival dará comienzo a las 11 horas.
Platos
Oricios (15 euros), pimientos (10), tortilla y empanada (6), pizza (4) y postres (3).
Organización
Asociación de vecinos El Pico.

Más de 3.000 kilos

Para esta edición, han encargado más de 3.000 kilos, que esperan agotar durante la jornada de hoy. El festival de Bañugues es uno de los más antiguos de Asturias. Con 36 ediciones a sus espaldas, la cita gastronómica se ha convertido en un indispensable para los amantes de los oricios tanto del Principado como de fuera. Los organizadores reciben cada año llamadas desde Bilbao, Madrid y León preguntando por las fechas. No quieren perderse esta cita. «Viene muchísima gente de fuera. Hoy de tarde (por ayer), sin ir más lejos, va a venir un grupo grandísimo», aseguró García. Junto a la playa se reúnen familias, amigos y parejas para disfrutar juntos de unas jornadas diferentes que, en esta ocasión, a pesar de las bajas temperaturas, estuvieron acompañadas por los rayos de sol que animaron a numeroso público a la hora del vermú.

La falta de información impidió a la ovetense Cristina Granda acudir estos últimos años. «Nunca nos enterábamos cuando era», comentó mientras disfrutaba de una docena de oricios junto a Zulima Caval y Nuria Granda. Ellas son asiduas al festival. Suelen venir el domingo, pero ayer decidieron adelantar su visita para estar «más tranquilas». Estas amantes de los oricios comprobaron cómo la veda hizo que este producto cada vez se vea menos en los establecimientos asturianos. «Nos gusta comprarlos de vez en cuando, pero en las pescaderías ya no se ven y cuando los hay son muy caros», lamentaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos