'Bárbara', la llámpara que triunfa en Quintes

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, felicita a Benigno Runza, premio 'Llámpara de Oro' de este año./
El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, felicita a Benigno Runza, premio 'Llámpara de Oro' de este año.

La Sociedad Recreativa Clarín premia a Benigno Runza, promotor hace 31 años del encuentro gastronómico y «seña de identidad» de la zona La escritora Rosa Valle pregona con un cuento las jornadas del popular molusco

E. RODRÍGUEZ QUINTES.

Tenía una existencia feliz y tranquila en el pedreru del Pielgu y estaba en la mitad de la vida, que en el caso de una llámpara como ella puede prolongarse hasta los veinte años. No es que fuera muy guapa, pero «tenía encantu», con un «par de manches raruques en la concha, en plan dibuxo de Picasso» y «estaba algo fondona, de tanto da-y al manduque», pues le perdían «les algues grases» cuando salía a buscar comida. Se llamaba 'Bárbara' y, cuando llegaba la primavera, los vecinos de Les Mariñes arrancaban a «toes les amiguines y vecines», pero a ella, por peculiar, nunca la cogía nadie.

Éste fue el punto de partida del divertido relato escrito por Rosa Valle para pregonar las trigésimo primeras Jornadas de la Llámpara de Quintes y Quintueles, que se celebran este fin de semana en cinco restaurantes (Castañón y Casa Kilo, en Quintes; y Desi-Pochi; Casa Koty y Parrilla Isidro, en Quintueles) y que se prolongarán hasta el próximo domingo día 20.

Ante un auditorio que llenó el local social, Valle fue desgranando la historia de esta llámpara que, como las demás nació macho, pero a los dos o tres años se volvió hembra «sin operación de cambio de sexo ni hormonación ni ná».

Y, en la historia que iba a vivir, salieron a relucir lugares, encuentros célebres de la parroquia y hasta algunos de los vecinos, a los que se les iba dibujando la sonrisa conforme avanzaba el cuento. Isauro, «un paisanu de Rovigo que solía baxar toos los años al Pielgu a pelar llámperes per eses feches, fijose bien y quedó prendau de ella». La metió en una bolsa y ella -«que esperaba conocer esos spas, las aguas termales de Casa Koti, de Desi-Poche, de Castañón o de la Parrilla Isidro»- vio que pasaba de largo y se la llevó a casa, donde no paró de alimentarla con productos de la zona y lavarla en «una bañerina del Nenuco».

Fue así «cómo fue creciendo y curiosos de toes les partes del mundo veníen a conocerla». «Le hicieron hasta un reportaje en el National Geographic, llegó a ser edil de Igualdad, a dirigir el Grupu Folclóricu les Xanines, a ganar el Certamen de Relatos Cortos Leopoldo Alas Clarín de Quintes y el Premiu Xosé Caveda y Nava, recién creado». Hasta los directivos de Clarín se reunieron y la nombraron 'Llámpara de oro', relataba Rosa. «Con un vestido de la diseñadora maliaya Mónica Cordera, peinola guapísima María José, en la peluquería de Quintes y recibió el galardón emocionada». Tanta fama alcanzó, que «el turisteo y los curiosos» empezaron a estresarla y con Isauro se retiró a «una cabañina recóndita en la costa mariñana y que nadie ha encontrado todavía».

600 kilos de moluscos

Con esta narración, quedaron inauguradas oficialmente las jornadas, en la que entre este fin de semana y el siguiente se repartirán aproximadamente 600 kilos de este molusco. En esta ocasión, no fue 'Bárbara', sino Benigno Runza Costales, el promotor del encuentro hace 31 años y actual gerente de TUA (Transportes Unidos de Asturias), quien recibió la 'Llámpara de Oro' y a quien la sociedad quiso reconocer la idea de impulsar unas jornadas «que se han convertido en nuestra seña de identidad». «Había muchas ganas de hacer cosas y teníamos mucho entusiasmo», apuntó Runza, quien recordó cómo llevaron el proyecto a los bares que les habían visto crecer desde niños. «Entonces no podía ni imaginar que iba a recibir este galardón y mucho menos en un edificio que se estaba cayendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos