El camino que conduce a la cascada de El Escañorio será rehabilitado

El camino que conduce a la cascada de El Escañorio será rehabilitado
El alcalde, Iván Fernández, presentó ayer el proyecto para la senda. / PATRICIA BREGÓN
Corvera

El Ayuntamiento presenta un proyecto que contempla despejar la maleza que lo cubre, aumentar su anchurar y un firme de zahorra

José Fernando Galán
JOSÉ FERNANDO GALÁNAvilés

La senda del Escañorio discurre por una garganta abierta por el río Arlós, un espacio natural situado entre los picos Castiello y Álvaro por un lado y el Alto de Grandellana por el otro que da cobijo a especies protegidas, especialmente aves acuáticas y rapaces, como el halcón peregrino. Aparte de su interés natural su valor es geológico. El río ha ido moldeando un abrupto paisaje en el que no faltan saltos de agua. El más conocido es el de La Cascada. Sale de una antigua presa construida en la década de los años cuarenta para abastecer a Avilés, y pese a que apenas la separan unos seiscientos metros de la carretera a su paso por Entrialgo, llegar hasta allí no es sencillo.

El camino, estrecho y cubierto de maleza, está impracticable. El Ayuntamiento de COrvera anuncia que lo rehabilitará. Con tal fin ya ha gestionado la cesión de terrenos en los márgenes del camino. «Tendrá al menos dos metros y medio de ancho, con firme de zahorra natural y cierres de madera, como cualquier otra ruta de senderismo», manifestó ayer el alcalde, Iván Fernández.

La senda del Escañorio parte como un ramal de la Ruta del Agua a su paso por Molleda y discurre paralela al cauce del río Arlós. Una vez en la cascada seguir la ruta requiere escalar la presa, salvar varios desniveles de roca y atravesar el río en varios puntos hasta llegar a una segunda cascada, en este caso natural. La senda continúa hasta Los Espinos, a unos siete kilómetros del punto de partida.

El proyecto llega únicamente hasta la primera cascada, y según el alcalde llevará su tiempo. «No es algo que podamos hacer de hoy para mañana. Hay unos trámites que llevarán bastantes meses, pero lo importante es que cuando culmine el proceso podremos disfrutar de la nueva senda», puntualizó.

Tras el acuerdo con los propietarios de terrenos, el próximo paso «es elaborar un anteproyecto para presentarlo a la Confederación Hidrográfica, y una vez nos de el visto bueno estaremos en disposición de abordar las obras. Con esta actuación pondremos en valor El Escañorio, sumando su atractivo al de la Ruta del Agua, en la que actuamos periódicamente para mantenerla en perfecto estado», concluyo Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos