Cáritas refuerza la ayuda a las familias

El mercadillo de Cáritas sigue hoy abierto hasta las ocho de la tarde. / MARIETA
El mercadillo de Cáritas sigue hoy abierto hasta las ocho de la tarde. / MARIETA

La entidad organiza un mercadillo solidario para recaudar fondos en Las Vegas

SHEYLA GONZÁLEZ LAS VEGAS.

Cáritas parroquial de Las Vegas celebra desde ayer un mercadillo solidario en el centro Tomás y Valiente. Los puestos ponen a la venta donaciones de socios y comercios, pero su trasfondo es mucho mayor. Los fondos recaudados este fin de semana servirán para reforzar la ayuda que la entidad ofrece a las familias más necesitadas de la parroquia. «Estamos a últimos de año y necesitamos un empujón para acabarlo y poder seguir aportando lo necesario a las familias», explicaba Nancy Rodríguez, coordinadora de Cáritas en Las Vegas.

El mercadillo, que se organiza todos los años, vende juguetes, artesanía y decoración, entre otros. «No estamos aún en la campaña de Navidad, esa la empezaremos un poco más adelante realizando una nueva sesión teatral, pero es muy necesario porque tenemos a muchas familias pendientes de nuestra ayuda», recalcó la coordinadora. Y es que Cáritas Las Vegas atiende de media unas cuarenta familias cada mes, cada una con sus necesidades particulares y, en muchos casos, con menores a su cargo.

«Todas las actividades son pocas para sumar. Lo ideal sería que la sociedad se implicara y se hicieran socios», recalcó Rodríguez. La entidad entrega cada mes vales de alimentación por un valor de más de dos mil euros, a los que se suman las ayudas que dan para pagar los recibos de luz y gas. «Nos encargamos también de apoyarles en la compra de medicamentos y con el ropero. Cuando comenzamos el curso hicimos un esfuerzo importante para darles el material escolar que necesitaban los menores», apuntó Nancy Rodríguez.

Lejos de mejorar la situación de las familias, desde Cáritas apuntan a un empeoramiento. «No estamos saliendo de ninguna crisis, al contrario, las familias están más ahogadas porque sus necesidades están más agudizadas que antes», reconoce la coordinadora, que también hizo hincapié en que «el salario social no palia la situación, por eso nosotros tenemos que reforzar nuestro servicio».

Cáritas se nutre de la aportación de los socios y de las colectas que se realiza cada tercer domingo de mes. «El Ayuntamiento nos da una subvención y además colabora con nosotros poniéndonos muchas facilidades y eso nos da un gran respiro», comentó Nancy Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos