Carreño y Gozón difieren en los informes de las cuentas de la Mancomunidad

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

Los gobierno socialistas de Carreño y Gozón difieren en los informes elaborados por la Intervención sobre las cuentas generales de la Mancomunidad del Cabo Peñas. Así quedó reflejado en la última comisión especial en la que se abordó la situación económica de acuerdo con el último presupuesto aprobado que corresponde a 2015. Según el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, en calidad de presidente del órgano local supramunicipal, «los números no cuadran y no hay conciliación entre los servicios económicos de los ayuntamientos». Ante esta disyuntiva, Gozón optó por la presentación de un análisis de la cuenta general de 2015.

En las cifras recogidas en él, se expone que la deuda actual del Ayuntamiento gozoniego con la Mancomunidad asciende a 107.869,91 euros. Además, también se plantean numerosos reparos respecto a la claridad de los movimientos contables y de algunas partidas económicas. «Todo ello sin que para nada suponga poner en tela de juicio la legalidad de la contabilidad. Solo se trata de una muestra de las dudas que, entendemos, deben ser aclaradas», afirma Suárez. Por esta razón se invitó a los funcionarios con habilitación nacional de cada Consistorio a que se reúnan para intentar alcanzar algún acuerdo al respecto de estas diferencias. Este asunto será abordado en la sesión plenaria que se celebrará hoy, a las 17 horas, en el Ayuntamiento de Gozón. Dentro de los asuntos del orden del día, se encuentra la toma de posesión de los nuevos concejales de las corporaciones municipales y también el relevo en la presidencia tras cumplir dos años el actual presidente, Jorge Suárez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos