Carreño homenajea a Esther Vega, «guardiana de las tradiciones candasinas»

Esther Vega, junto las autoridades durante el homenaje. / P. G.-P.
Esther Vega, junto las autoridades durante el homenaje. / P. G.-P.

La directora del Instituto Asturiano de la Mujer destaca la labor de la premiada en defensa del patrimonio histórico y musical de la villa

P. G.-PUMARINO CANDÁS.

«La elección de Esther Vega Menéndez como mujer del año en Carreño es perfecta». Lo dijo ayer la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cuesta, quien en la entrega de este premio alabó la labor realizada por Vega en defensa del patrimonio histórico y musical de Candás. El acto, que tuvo lugar en el Teatro Prendes, congregó a un público que llenó el aforo del coliseo candasín. Pero es que la ocasión lo merecía cuando la protagonista es una mujer entregada al sostenimiento de la tradición musical de la villa marinera y que únicamente pudo tener palabras de agradecimiento «para los que están aquí y también para los que no están». Fue un reconocimiento público para una trabajadora de las fábricas de conservas «y una mujer de la mar», como la definió la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández.

El acto consistió en la proyección de un audiovisual grabado previamente en Candás con la colaboración y complicidad de su hija Toña Rodríguez y elaborado por el fotógrafo colaborador de EL COMERCIO Tarek Halabi. En él se recoge la vida de la homenajeada y recopila testimonios de sus vecinos. Pero si las danzas y las canciones populares esconden fragmentos del espíritu de un pueblo, «entonces, la candasina María Esther Vega Menéndez es depositaria del alma de Candás y guardiana de sus tradiciones. El entusiasmo que María Esther derrocha en todos los proyectos en los que participa y su disposición siempre desinteresada para colaborar en eventos y celebraciones populares le han valido el afecto, el respeto y la admiración de su pueblo». Así lo expuso Amelia Fernández.

Y es que ésta es la razón por la cual las asociaciones de mujeres defendieron, por unanimidad, su candidatura para concederle esta distinción.

A nadie se le escapa la importancia de poder conocer a fondo la historia, el pasado y el presente del Candás marinero, y recuperar los principios colectivos para que sean transmitidos a las otras generaciones. En esta faceta María Esther destaca, por encima de todo, como un ejemplo de generosidad compartiendo y conservando saberes tradicionales relacionados con la danza y canción marinera.

Ayer, a modo de demostración, el coro de El Nordeste -que dirige Alfredo Pérez Pantiga y que cuenta en su repertorio de una buena parte de las canciones de bodega que la galardonada transmitió- interpretó algunas de ellas en reconocimiento a la homenajeada.

Antes, el coordinador del Teatro Prendes hizo un repaso de todas las mujeres homenajeadas en estos diecisiete años desde que se creó el galardón de Mujer del Año. Sobre el escenario para rendir homenaje a una de las mujeres posiblemente más populares de la villa los exalcaldes de Carreño, Joaquín Raimundo Fernández y Ángel Riego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos