Carreño revisará el proyecto museístico de la fábrica de Ortiz

En la imagen, la primera por la derecha, la nueva concejala de Somos Carreño, Raquel Prendes. / P. G.-P.
En la imagen, la primera por la derecha, la nueva concejala de Somos Carreño, Raquel Prendes. / P. G.-P.

El PP, Somos Carreño e IU alcanzan un acuerdo con el PSOE para que en el plazo de cuatro meses se elabore un informe para decidir su futuro uso

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

La moción presentada por el PP en la sesión plenaria celebrada ayer obtuvo el resultado deseado, de requerir al gobierno municipal socialista que elabore un plan de futuro para el edificio de la antigua fábrica Ortiz. Una propuesta que, inicialmente, contó con el respaldo tanto de Somos Carreño como de IU y a la que tras, el debate se sumó también el PSOE. De esta manera, el acuerdo final adoptado fue retomar el proyecto museístico al que está destinado el equipamiento. Esta decisión obedeció, en gran medida, a la exposición de hechos del PP en el que hizo la advertencia sobre la delicada situación jurídica a la que está sujeta la rehabilitación del inmueble cuya inversión procedió de una subvención del Ministerio de Cultura. «El proyecto corre un riesgo a tenor de los informes emitidos por la secretaría municipal en 2013, respecto a la ejecución de la segunda fase. Esto es en base a que el Ayuntamiento tiene la obligación de justificar para evitar posibles reclamaciones y el gobierno local, a día de hoy, no tiene un plan de futuro», explicó el portavoz, José Ramón Fernández.

En este sentido, su homólogo de IU, Ángel García, aportó además el problema añadido de que el edificio había sido expropiado con la finalidad de albergar un museo «por lo que jurídicamente también supone un riesgo añadido por posibles reclamaciones de la anterior propiedad». Y en el mismo sentido se manifestó el concejal de Somos Carreño, Alberto Fidalgo, quien consideró «razonable observar las cuestiones jurídicas que rodean el proyecto».

La propuesta del PP se resumió en que el ejecutivo elaborase un informe sobre su destino definitivo, abordando usos, financiación, plazos de ejecución y las cuestiones jurídicas, presupuestarias y técnicas que corresponda tratar. Ante estos argumentos, el grupo municipal socialista, que pidió más tiempo para responder al requerimiento, enmendó la moción ampliando el plazo que quedó fijado en cuatro meses. La alcaldesa, Amelia Fernández, planteó además que el plan de futuro pase a debatirse en el seno de las sucesivas comisiones en las que se tratará esta cuestión.

No obstante, la postura mayormente respaldada es que el equipamiento pueda tener un uso mixto como museo y como centro donde se puedan desarrollar otras actividades culturales, vecinales y sociales.

En la misma sesión, también tomó posesión del cargo de concejala del grupo municipal de Somos Carreño, Raquel Prendes, que tomará el relevo del exedil Marcos Alonso Pajares. De esta manera, la agrupación política morada suma ya tres renuncias al cargo en el actual mandato

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos