Castiello de La Marina, contra las inundaciones

Varios vecinos trabajan para limpiar la zona de barro y comenzar las obras. / P. RIERA

Los vecinos sustituyen las tuberías obstruidas que anegaban el camino de La Forna cada vez que llovía

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

Las inundaciones del camino de La Forna, en Castiello de la Marina, han llegado a su fin. Tras dos años exigiendo el arreglo de las tuberías que discurren por el vial, los vecinos han decidido ponerse manos a la obra y acabar con el problema ellos mismos. La zona se volvía intransitable los días de lluvia, cuando llegaban a formarse pequeños riachuelos, y el mal olor invadía las cercanías. El motivo, explican desde la asociación vecinal, «era un tramo de cuneta entubada de unos setenta metros que llevaba taponado varios años debido, entre otras causas, al abandono general que sufren en la actualidad la mayoría de los caminos y cunetas por parte de los vecinos y usuarios».

El problema había sido denunciado días antes por el concejal del Partido Popular y vecino de la zona, José González, tras un día de lluvias en el que el vial volvió a quedar anegado de agua. «Todo aquel que decida ir a pie debe de dar un rodeo considerable si no quiere acabar con los zapatos anegados por las riadas de agua que baja por este camino», criticaba. Exigía entonces que el Ayuntamiento tomase las medidas necesarias para poner fin a esta situación, que ya no tendrán que volver a vivir.

Mano de obra propia

Los trabajos consisten en la construcción de arquetas para evitar problemas futuros

Finalmente, el Ayuntamiento de Villaviciosa sufragó parte del material y fueron los propios vecinos quienes realizaron las obras. El arreglo consistió en descubrir la tubería para encontrar el tapón y sustituir los tubos obstruidos. Además, se acometió la construcción de varias arquetas para evitar problemas de este tipo en un futuro. El trabajo ha sido muy aplaudido por el resto de residentes de la zona, aunque lamentan que hayan sido los propios vecinos quienes tuviesen que llevar a cargo las laboras.

«Los miembros de la asociación decidimos que para obras sencillas, que podamos hacer nosotros, es mejor pedir el material y poner nosotros la mano de obra. De esta manera se pueden ver culminadas solicitudes menores como rebacheo, colocación de señales...», explicó Pablo Riera, de la asociación vecinal.

Hormigonado

Esta no es la única mejora que el colectivo ha realizado en las últimas semanas. En cuanto hay ocasión se reúnen para intentar mejorar el entorno en el que viven.

Durante la jornada del miércoles se llevó a cabo el hormigonado del camino que une El Cine con La Florida. Como ocurriera en la obra anterior, el material corrió a cargo del Ayuntamiento, mientras que la mano de obra la pusieron un grupo de vecinos que trabajaron sin descanso para dejar la carretera en las mejores condiciones posibles para facilitar la comunicación.

Fotos

Vídeos