Un centenar de personas se benefician de las subvenciones municipales para el transporte

Un usuario coge el autobús interurbano en la parada de la avenida José Fernandín de Piedras Blancas. / PATRICIA BREGÓN
Un usuario coge el autobús interurbano en la parada de la avenida José Fernandín de Piedras Blancas. / PATRICIA BREGÓN

Servicios Sociales invierte cerca de 12.400 euros en los colectivos de tercera edad y usuarios del programa de incorporación social

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón, a través de la concejalía de Bienestar Social y del Centro de Servicios Sociales, convocan cada año subvenciones para ayudar con los gastos de transporte en las que invierten cerca de 12.400 euros. Están dirigidas a la tercera edad, a familias con problemas económicos y a las personas inscritas en los diferentes programas de incorporación social.

A estas ayudas hay que sumar el convenio del Ayuntamiento con el Consorcio de Transportes en concepto del billete único y la reducción de su precio si se compra con la tarjeta. La partida destinada a este fin prevista para este ejercicio es de 87.500 euros.

La primera de las líneas de ayuda va dirigida al transporte colectivo y consiste en la adquisición de bonos de autobús. En este caso se destinan 6.000 euros para recargar los bonos de ochenta tarjetas, que se entregan a personas mayores o a las familias con bajas rentas. Para la concesión de esta ayuda se tienen en cuenta los mismos criterios establecidos para otras tasas, teniendo en cuenta las rentas y el número de personas que componen la unidad familiar.

El convenio municipal con el Consorcio de Transportes asciende a 87.500 euros

En segundo lugar se destinan otros 3.422 euros a la compra de tarjetas de transporte para las personas que participan del Programa de Incorporación Social. El año pasado fueron 56 los beneficiarios de esta línea de subvenciones. La mayoría de ellos fueron personas participantes en las actividades formativas del programa y que tenían que desplazarse para acudir tanto a las clases teóricas como a las prácticas. Además, se incluye en este apartado a familias que perciben el Salario Social Básico y cuyos hijos están matriculados en módulos de FP de Avilés para que «acudir a clase no suponga un gasto añadido. Este grupo cada vez es más numeroso dentro de estas ayudas», explicó la edil de Bienestar Social, Montserrat Ruiz.

Por último, hay una tercera rama que, aunque está incluida dentro del Programa para la Incorporación Social, depende del Plan Municipal sobre Drogas. A ella se destinaron el año pasado 2.975,5 euros y consiste en la concesión de bonos de autobús para el desplazamiento de personas con adicciones a programas de tratamiento e incorporación social.

En la actualidad hay diecisiete personas que cumplen los requisitos de esta ayuda, aunque la concesión final del año pasado fue de ocho ya que el resto puede que esté consumiendo de nuevo, estar en prisión o bien haber sido dado de alta o tener coche. Esta rama tiene unos requisitos especiales ya que está dirigido a personas consumidores o bien a las familias que acrediten su acompañamiento en el tratamiento o aquellos que estén acudiendo a su propia terapia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos