Comienzan las obras de reparación exterior en el consultorio de Trasona

Lidia Clara Rodríguez, con papeles en la mano, junto a Iván Fernández, ayer ante el consultorio.
Lidia Clara Rodríguez, con papeles en la mano, junto a Iván Fernández, ayer ante el consultorio. / MARIETA

A continuación se realizarán trabajos de mejora para adaptar un baño del inmueble, con una inversión global de 18.500 euros

M. PICHEL TRASONA.

Ayer comenzaron las obras de reparación del Consultorio de Trasona, en el barrio corverano de La Marzaniella, correspondiente a la Zona Básica 3.5 del Área Sanitaria III. Asistieron a la puesta en marcha de las mismas, junto a los vecinos y usuarios, el alcalde de Corvera, Iván Fernández García, la directora de Atención Sanitaria y Salud Pública del Principado, Lidia Clara Rodríguez García, así como el presidente de la Asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (Difac), Julián Valdivia. El plazo previsto de las tareas es de un año.

Las obras de reparación del recinto sanitario constan de tres fases, con un presupuesto global de 18.500 euros. Una primera, la comenzada ayer, permitirá la mejora de la imagen exterior del edificio. Así, se reparará la fachada y se repintará. La siguiente fase tendrá como fin adaptar un baño para el uso de personas con movilidad reducida, y finalmente se procederá a la instalación de una estructura metálica en la zona de acceso al ascensor, capaz de proteger a los usuarios en los días de lluvia.

«Igual que nos preocupamos del proyecto del nuevo Centro de Salud de Corvera, y del nuevo servicio de pediatría para Cancienes, hoy hablamos del consultorio de Trasona», explicó el alcalde de Corvera, Iván Fernández, durante la presentación de los trabajos. Y añadió: «Porque tan importante es hacer como mantener y mejorar en lo que se pueda lo que ya está hecho». Las obras no solo son de imagen y durabilidad, con la reparación de la fachada, sino que atienden a las necesidades de las personas de movilidad reducida, que ven cumplidas así una de sus reivindicaciones, a través del trabajo de concienciación de la asociación Difac. Lo explicó el primer edil como «una combinación de peticiones que se había realizado tanto desde los colectivos vecinales de Trasona como desde la asociación de discapacitados físicos, con otras mejoras lógicas para mantener como es debido el edificio y ofrecer el mejor servicio posible a los vecinos y vecinas que lo utilizan».

El presupuesto de las obras, de 18.500 euros, permite acometer una mejora global de la instalación, manteniendo la estética primitiva del consultorio, «utilizando para ello la gama de colores idéntica a la que tenía el edificio originalmente», como destacó Lidia Clara Rodríguez, que recordó que los trabajos se combinarán con la limpieza de canalones.

Una vez concluida esta primera fase exterior, se continuará en el interior, con la adaptación de un baño para personas con discapacidad. Será reutilizado un servicio situado en la planta baja del edificio, para lo cual es necesario derribar una pared y unirlo con una sala contigua que se destinaba a almacén.

Pintar el interior

La última fase de los trabajos de mejora afectará al exterior. Se trata de la construcción de un tejadillo cuya finalidad será proteger a los usuarios en el acceso del ascensor. Rodríguez estimó que las obras «estén finalizadas antes de que acabe el año», que adelantó que «las mejoras que vamos a realizar ahora no serán las últimas, ya que el año que viene tenemos previsto pintar todo el interior del edificio».

Fotos

Vídeos