Concentración de coches clásicos en Luanco

La VI Reunión de coches clásicos de Stock Auto invadió ayer Luanco con la presencia de más de un centenar de vehículos. La comitiva, que salió desde Avilés en horario matinal, estuvo compuesta por modelos históricos anteriores a 1988. «La mayoría son nacionales: 1430, varios Alfas, unos cuantos 600... mucha variedad», enumeró Eduardo Manso, coordinador de Stock Auto. La jornada, organizada conjuntamente por Motor en Asturias y la Cámara de Comercio avilesina, contó a su vez con una entrega de premios para los vehículos más pintorescos. El modelo de procedencia más lejana fue un Seat 131 llegado de Onzonilla, en León. El más antiguo, por su parte, fue un Citroën 11 de 1952, apodado comúnmente como 'El Pato'. El más relevante fue un Ford Cosworth. Después de la ruta, los conductores realizaron el camino inverso para volver a Avilés y así disfrutar de una comida de hermandad.

Fotos

Vídeos