El Concurso Hípico de Luanco se queda sin apuestas por segundo año

Un jinete compite en la categoría de caballos jóvenes en una de las ediciones anteriores.
Un jinete compite en la categoría de caballos jóvenes en una de las ediciones anteriores. / PEPE G.-PUMARINO

La organización, que buscó una solución hasta el último momento, tacha de «incomprensible» la decisión y espera no perder público

ALICIA G.-OVIES LUANCO.

El público que este año decida acudir al Concurso Hípico de Luanco se quedará de nuevo sin poder apostar. La organización comenzó a finales de la pasada edición todos los trámites para fomentar la creación de una norma que derogue la Ley del de Juego y Apuestas del Principado, pero el trabajo ha resultado en balde. A dos días de que los jinetes comiencen a demostrar sus dotes en las instalaciones de La Mofosa parece claro que el certamen deberá celebrarse sin uno de sus principales atractivos. «Es un poco descorazonador. No se trata del dinero, porque aquí no se genera mucho. Es una forma de atraer al público», explica Santiago Núñez, de la Sociedad Ecuestre de Luanco y responsable del certamen.

Este es el segundo año que el hípico luanquín se quedará sin poder abrir las apuestas desde que se recuperó hace cinco años. Para la organización, esto supone una pérdida importante de público que intentará frenar con una rifa solidaria. Según explica Núñez, se han puesto en contacto con la Asociación de Síndrome de Rett para que puedan vender papeletas y recaudar fondos. «Es una forma de animar a la gente y, a la vez, hacerlo con un fin solidario», afirma.

Los organizadores han trabajado sin descanso, junto con la Federación Asturiana de Hípica, para intentar buscar una solución a esta situación, que califican de «incomprensible». Asturias es la única comunidad que no permite las apuestas en los concursos hípicos. Gijón es la única excepción a esta normativa. «No se entiende que si te desplazas a una hora de aquí, puedas hacerlo y más siendo Asturias una de las regiones donde más afición por la hípica hay», resalta. El Principado es, además, la tercera comunidad con más ganaderías especializadas.

El certamen, que tendrá lugar en dos fines de semana, contará con 150 caballos y 75 jinetes

Las apuestas son una forma de recaudar dinero, pero también uno de los principales atractivos de los concursos más pequeños. El público llena las gradas, dándole un ambiente totalmente distinto a cada prueba. «En invierno vas a concursos de otras partes de España y son muy poco lucidos, porque casi no hay público. Los jinetes agradecen venir aquí y ver tanta gente. No es lo mismo saltar solo para la familia que hacerlo delante de tantas personas», explica Núñez.

Pruebas especiales

El Concurso Hípico de Luanco comenzará el jueves con la primera prueba de ponis. Durante este fin de semana, habrá un certamen nacional de saltos de dos estrellas no puntuable en las instalaciones de La Mofosa. No será hasta el 4 de agosto cuando se inicien las pruebas de tres estrellas. «Vamos a tener competiciones de ponis, caballos jóvenes y de todas las alturas. Además, habrá pruebas especiales y eliminatorias sucesivas. Va a ser muy atractivo. Esperemos que el público responda», afirma Núñez, quien calcula que este año participan en torno a los 150 caballos y 75 jinetes.

Una de las principales novedades será la pista que ha sido mejorada para la ocasión y que se ha ampliado unos mil metros cuadrados. La organización cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Gozón, que colabora con unos 20.000 euros.

Asimismo, no faltará la zona dedicada al ocio, en la que habrá diversas tiendas de ropa -no solo relacionadas con la hípica-, food trucks, bares... Todo ello con el objetivo de suplir la ausencia de apuestas.

Fotos

Vídeos