El PP considera «innecesario» el consorcio de la perrera

Exige a la alcaldesa de Carreño que desista de «esta nueva estructura, que solo tiene un propósito espúreo y no resuelve el problema»

A. G.-O. CANDÁS.

El Partido Popular de Carreño ha calificado de «innecesaria» la creación de un nuevo consorcio para gestionar la perrera que quieren poner en marcha varios ayuntamientos del entorno. El proyecto se encuentra ahora pendiente de la creación de este nuevo órgano tras la decisión de los consistorios de Avilés y Castrillón de descartar, de forma temporal, la ubicación prevista para su instalación, una parcela en La Lloba. Por eso, los populares instan al gobierno socialista a «paralizar su tramitación en el ámbito de nuestro concejo» y salir así del «lío» que se ha formado.

«Tenemos la sensación de que se está utilizando una necesidad real y las buenas intenciones de todo el mundo, en el sentido de proteger a los animales, con el único y espurio propósito de crear una nueva estructura administrativa en forma de consorcio que es innecesaria y solo sirve para aumentar el gasto de los municipios, sin solucionar ningún problema», critican.

Los populares vuelven a realizar esta petición, que ya habían trasladado con anterioridad, y que ahora, dicen, coge fuerzas al conocerse que todavía no existe una ubicación para la instalación del centro canino. «Si no hay finca y no se sabe dónde se va a instalar la perrera, ¿para qué hace falta un consorcio?», se preguntan.

En este sentido, la idea de los distintos ayuntamientos es poner en marcha un concurso público para que los propietarios de terrenos que cumplan con los pliegos de condiciones se puedan presentar. Entre ellos, podría encontrarse la parcela de La Lloba.

La decisión de los consistorios de Avilés y Castrillón ha sido, en opinión de los populares, un «desaire grosero hacia el resto de alcaldes implicados». Entre ellos, la regidora de Carreño, Amelia Fernández. «Al parecer, sirven para la foto, pero no son tenidos en cuenta para lo importante, que es la toma de decisiones. Lo peor de tal desaire -subrayan- es que los ignorados en este caso somos todos los vecinos del concejo», aseguran.Según apuntan desde el Partido Popular, los grupos municipales del municipio solo han recibido información en una comisión de Urbanismo. «Los concejales de la oposición nos enteramos de este asunto cuando se llevó todo cocinado a la comisión de Urbanismo. Es decir, en la parte final del proceso y cuando se daba por hecho que habría un consorcio», apuntan.

Por todas estas razones, exigen al equipo de gobierno local que desista de esta tramitación, que califican de «innecesaria» y «sobre la que recaen numerosas dudas».

Fotos

Vídeos