La construcción de los estanques de tormentas comenzará en noviembre

Manuel Gutiérrez, Fernando Lastra y Alejandro Vega, durante la presentación del proyecto. / A. G.-O.
Manuel Gutiérrez, Fernando Lastra y Alejandro Vega, durante la presentación del proyecto. / A. G.-O.

El Principado, que iniciará a final de mes las obras de mejora de la red de abastacimiento de agua en Les Mariñes, invertirá 2,4 millones de euros

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente comenzará en noviembre la construcción de los estanques de tormentas de El Carbayu y El Salín. El Principado invertirá 2.400.000 euros para retener parte de las primeras lluvias, las que arrastran más contaminación, para incorporarlas al proceso de depuración. Además, evitarán inundaciones en la zona baja de la localidad. «Se sabe que los picos de contaminación son tras episodios de lluvia. Estas medidas no solucionarán el problema, pero permitirán mejorar la situación actual», afirmó el director general de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez.

Los estanques, que tendrán una capacidad próxima de 400 metros cúbicos, funcionarán en tres estados. El primero, el ordinario, cuando las aguas que se recojan sean las de origen domiciliario. Estas se impulsarán sin problema a la depurador. En días de lluvia, las primeras aguas se acumularán hasta un determinado límite. Entonces serán aliviadas tras haber sido tratadas. En caso de que las precipitaciones sean muy numerosas y la marea alcance el nivel del alivio, entrarán en función las bombas para evitar inundaciones.

Los trabajos consistirán también en la construcción de un colector de doscientos metros en hormigón armado para interceptar el actual saneamiento de la calle Doctor Pando Valle y comunicarlo con el nuevo estanque de El Carbayu y otro de cincuenta metros para conectar la red del Salín con la nueva instalación. Asimismo, se renovará el existente en la zona de Les Callejes, donde más riesgo hay de inundaciones.

Protección de la ría

El proyecto fue presentado ayer en el Ayuntamiento de Villaviciosa por el consejero, Fernando Lastra, quien aseguró que son «conscientes de los problemas que hay todavía», pero esta actuación es «un paso más en la protección ambiental de la ría». Lastra destacó, además, la importancia de cooperar con el Estado para que puedan llevarse a cabo las obras pendientes de la margen izquierda, que permitirán unir al saneamiento a las parroquias de San Marín del Mar, Bedriñana y Oles. Los trabajos, que supondrán una inversión de más de once millones de euros, están a la espera de que el Gobierno Central cuente con los fondos necesarios para poder sacarlo a licitación. Algo que el alcalde, Alejandro Vega, espera que pueda suceder a lo largo de este año.

Lastra aprovechó su visita al concejo para anunciar que a finales de mes se iniciarán las obras de la mejora de la red de abastecimiento de agua en la zona de Les Mariñes, cuyo presupuesto supera los 646.000 euros. Los trabajos deberán estar finalizados en dos años y beneficiarán a las parroquias de Quintueles, Quintes, Villaverde, Careñes y San Miguel de Arroes. Están diseñados para una población de 10.350 usuarios.

La consejería está desarrollando actualmente varias obras en el concejo. Entre ellas, destacan las del puerto de El Puntal -que el consejero visitó también- para la instalación de una grúa náutica y la mejora de los terrenos situados en el dique. Una actuación que empezará en los próximos días es la reparación de varios tramos de la carretera VV-5, por importe de 346.433 euros.

Fotos

Vídeos