«Corvera ha dejado atrás una etapa oscura marcada por juicios y polémicas»

Iván Fernández posa con Las Vegas como fondo. / FOTOS: MARIETA

Iván Fernández, alcalde de Corvera y secretario de política municipal de la FSA: «Tenemos que ser responsables con el entorno, pero la ecología debe convivir con la economía y conviene huir de los extremismos»

LAS VEGAS.

Llegó a la alcaldía de Corvera tras la dimisión de José Luis Vega hace ahora tres años y medio, un cargo que revalidó luego en las urnas con mayoría absoluta. No hace tanto tiempo de eso, pero cuesta imaginarlo en otro papel que el de alcalde, en el que se crece. Le gusta saludar a los vecinos, que le cuenten sus problemas y prometerles soluciones. Son, según dice, sus «socios». En la oposición, sin embargo, no ha encontrado tantos aliados. Más allá de algún acuerdo puntual, lo que cosecha son críticas a una gestión bastante más cómoda que la de la mayoría de regidores asturianos.

-Se encuentra en una situación envidiable para muchos alcaldes, en mayoría absoluta y con una oposición muy fragmentada, lo que hace más fácil sacar adelante los proyectos...

-No es fácil en absoluto, es una lucha del día a día. La posición de mayoría me la han dado los ciudadanos, y lo que tengo que hacer es cumplir con su mandato. Pero es difícil, y yo sigo gobernando como si estuviera en minoría, porque mis socios son los vecinos de Corvera.

-Que no la oposición.

-Con la oposición llegamos a acuerdos puntuales. El único límite que pongo es el respeto. Cuando falta me molesta, como las mentiras.

-Al final del pasado mandato reconocía que se había ido con la espina clavada de la glorieta de Las Vegas. ¿Le pasará lo mismo en este?

-No lo sé. La verdad es que Las Vegas está sufriendo una transformación muy positiva, pero la salida por La Estebanina es un problema. Lo que ocurre es que no empecé de cero, sino de menos diez. De otra forma seguramente hubiéramos tenido ya una solución, pero hay más de diez juicios abiertos por las decisiones que se tomaron cuando Izquierda Unida llevaba el área de Urbanismo.

-Se había comprometido que las obras del centro de salud se iniciarían en esta segunda mitad del año. ¿Se mantienen los plazos?

-El compromiso sigue siendo tenerlo abierto a mediados de 2019 y poder hacer el traslado en el verano.

-¿Hacía falta realmente?

-Sí, porque Los Campos no tiene ni un consultorio periférico, y en Las Vegas el centro que hay ahora hace falta remodelarlo. El nuevo es más que la suma de las partes, porque las prestaciones y los servicios que se van a dar serán más y de más calidad que lo que se podría haber hecho remodelando y haciendo un pequeño consultorio en Los Campos.

Más entrevista

-Uno de los grandes proyectos era la reforma del parque Europa, que ya se ha llevado a cabo con algunas críticas.

-Recibe críticas de la oposición, pero cada vez que paso por el parque veo más gente: familias sentadas en los bancos, practicando deporte... Esas críticas forman parte de una realidad virtual que solo ven ellos.

-Le siguen llamando el alcalde de los baches.

-Me encanta. De los baches, las farolas y los pasos de peatones. También soy el alcalde que dejó la deuda a cero después de que estuviera en tres millones de euros. Para mí las dos cosas son igual de importantes.

-¿Cuándo será una realidad el nuevo aparcamiento de Las Vegas?

-Ha salido a licitación esta misma semana y va por un procedimiento de urgencia. Comenzará en este mismo año y en los dos primeros meses de 2018 será una realidad después de llevar tres décadas esperando.

-¿Hay más planes en esta línea?

-No. Las Vegas tenía varios problemas y los estamos resolviendo. Queda pendiente la línea ferroviaria, que parte la localidad por la mitad, pero el año que viene empezaremos a poner soluciones con dinero encima de la mesa. Hay una deuda histórica con los vecinos de La Estrada.

-¿Espera contar con el Ministerio?

-Ya estamos pidiendo permisos a Adif y para el año que viene presupuestaremos una cantidad muy importante. He pedido cita al ministro de Fomento, porque es su competencia, y espero que me la conceda, para que solucione este problema. Y estoy dispuesto a aportar la mitad de lo que cuesta el proyecto, e incluso a hacerlo en solitario.

-¿Cuándo comenzará la ampliación de El Llar?

-Tenemos algunas dudas de cómo organizar la financiación, quizás haya que meter toda la inversión en el presupuesto del año que viene, pero va a ser una realidad en 2018 sí o sí.

-¿Y la Lechera de Cancienes?

-También tenemos el proyecto y ahora lo presentaremos a Permanente de Patrimonio. Iniciaremos la obra en esta legislatura.

-¿Habrá tanatorio en Corvera?

-Sí. Ese es el objetivo. Está aprobado en un Plan parcial de 1999 que luego se incluyó en el PGOU de 2015. No estamos recalificando ni haciendo nada extraño. Si Avilés, Carreño y Gozón tienen tanatorio, ¿por qué no va a tenerlo Corvera?

-No es un proyecto precisamente popular.

-Hago un llamamiento a la tranquilidad porque no habrá crematorio. Hablo con los vecinos de forma continua y ya se lo he explicado. Hay una mayoría silenciosa y solo una minoría que se queja.

-Quizás haya tanatorio pero, ¿habrá perrera? ¿Puede plantearse construirla en el concejo?

-La idea que tenemos es formar parte del consorcio y que la perrera sea en Castrillón. No hay nada que diga que pueda ser lo contrario. A partir de ahí habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

-Al Ayuntamiento de Castrillón llegan vecinos a ofrecer sus fincas. ¿Aquí ha llegado alguien con ese planteamiento?

-No me consta.

-Se acaba de aprobar en Pleno la adhesión al consorcio, pero en su día no acudió al acto protocolario de firma.

-Porque quisimos ser respetuosos con el Pleno. Somos de los pocos ayuntamientos que tenemos mayoría, pero no quiero que se me acuse de utilizar el rodillo de la mayoría.

-¿Cómo valora la actuación de sus compañeros socialistas de Castrillón?

-Me parece respetable. Es normal que si el gobierno local no les informaba, es lógico que mostraran un rechazo inicial y se pusieran del lado de la defensa de lo que ellos consideraban.

-¿Ha tensionado el albergue de animales a los grupos socialistas de la comarca?

-No. Ha servido para estar unidos. La relación con los compañeros de Castrillón es entre muy buena y excelente, y con el resto de grupos de la comarca también.

-Corvera es de los ayuntamientos que ha tenido problemas con los planes de empleo.

-Todos.

-¿Qué planes tiene en este sentido?

-Estamos pidiendo planes de empleo y los vamos a seguir solicitando. Lo que estamos haciendo son unos programas específicos para que los trabajadores que sean contratados no hagan tareas ordinarias y estructurales del Ayuntamiento. Si hacen tareas ordinarias, es lógico que si denuncian les den la razón, así que deben ir con un plan específico, unas tareas que nada tienen que ver con las de la plantilla municipal. Y tienen hasta dependencias aparte.

-¿Es posible que haya algún cambio en las convocatorias que llegue a solucionar el problema?

-Sí. Hay que recuperar el contrato del año 2006 para hacer obras y servicios específicos, porque es tan injusto que los ayuntamientos contraten planes de empleo para hacer tareas estructurales como que personas que entran en un ayuntamiento de esta manera traten de acceder a la plantilla saltándose los principios de accesos a la función pública.

Contaminación

-Llevamos también mucho tiempo hablando de la contaminación, y las empresas se quejan de una excesiva presión. ¿Se imponen demasiadas condiciones?

-Yo quiero que Corvera siga siendo el corazón industrial de Asturias, porque estamos hablando de empleo de calidad. Hay que ser responsables con el entorno, y saber que la ecología debe convivir con la economía, que no son incompatibles. Hay que huir de los extremismos y creo que el reto lo estamos consiguiendo entre todos.

-¿Está Corvera muy contaminada?

-Creo que estamos en la senda del equilibrio.

-¿Le preocupa más la contamina- ción acústica?

-También me preocupa. Hemos tenido que ir a una demanda en Fiscalía contra el Ministerio de Fomento porque la Y, que sirvió para vertebrar Asturias ha partido por la mitad a Trasona, y solo pedimos algo tan sencillo como poner barreras antisonido y cambiar el firme en ese tramo de dos kilómetros.

-¿Cree que presentar una demanda es un buen punto de partida para negociar con el Ministerio?

-Fue la última solución que nos quedaba a la Corporación. Ya hemos hecho de todo, y nos decían que era por falta de dinero. Ahora que el PP dice que España va a mejor, queremos que se note también en Trasona.

-El secretario municipal está a un paso de sentarse en el banquillo por el convenio urbanístico de Quintanas de Chacón. ¿Le preocupa su situación?

-De los procedimientos judiciales no hablo. Hubo un momento en el que al menos un concejal del resto de grupos de la oposición estaba imputado, y no pedí la dimisión de ninguno. No me inquieta la posición del secretario. Tengo plena confianza en su trabajo y en el conjunto de la plantilla de Corvera.

-También está pendiente de resolverse el 'caso Aquagest'.

-El Ayuntamiento tomó el acuerdo de personarse y el gobierno no da ningún paso sin informar a la junta de portavoces. Si alguien ha hecho algo mal, será condenado por ello y, si no, será absuelto. Eso lo decidirá un juez. Yo no voy a hacer declaraciones altisonantes. Creo que lo que hemos conseguido en Corvera es dejar atrás esa etapa oscura en la que éramos noticia por ese tipo de procesos, demandas, juicios, polémicas y crispación.

-Alguna polémica sí ha habido recientemente, como la de las grabaciones de la Policía Local.

-Ahí yo creo que hubo una confusión. Se compró un vehículo para dotar de mejores instrumentos a la Policía, y esas cámaras eran para dar seguridad a los agentes, no para espiarles ni escucharles. Cerramos el acuerdo un jueves y dijimos que esperaríamos a que llegara el jefe, que se incorporaba de vacaciones a la semana siguiente, para poner la cámara a funcionar, y el sábado alguien decidió saltarlo por los aires. El acuerdo sigue siendo el mismo. La cámara se conectará a criterio de los policías.

-Hace tiempo que Corvera apuesta fuerte por hacer un programa festivo fuerte. Este año se ha conseguido que la hoguera de San Juan sea de Interés Turístico, algo que ya era la Jira al Pantano. ¿Repercute en la economía del concejo?

-Entendemos que sí, aunque no tenemos una calculadora para hacer esas cuentas. Pero para nosotros las fiestas van mucho más allá. Sirven para relanzar la imagen de Corvera al exterior, sobre todo su icono turístico, que es el pantano. Y las parroquiales son un espacio para la convivencia.

-¿Buscan hacer la competencia a Avilés?

-Ni a Avilés ni a Castrillón. Formamos parte de una misma comarca que debe compartir. A mí me alegra cuando se hacen cosas buenas en Avilés y Castrillón y las disfruto, y al revés debe pasar lo mismo.

-¿Qué rédito se le ha sacado a la salida de la Vuelta ciclista?

-Lo primero, un sentimiento de orgullo de los corveranos. Y luego sabíamos que iba a tener repercusión, pero es que ha sido la etapa más vista de los últimos quince años. Hemos superado el reto de organizar un gran evento y hemos puesto a Corvera en el mapa.

Fotos

Vídeos