Costas inicia un nuevo proyecto sobre el deslinde de las marismas de Misiego

Un vecino pasea por los alrededores de la marisma de Misiego. / E. C.
Un vecino pasea por los alrededores de la marisma de Misiego. / E. C.

La Audiencia Nacional anuló hace siete años el plan del Ministerio de Medio Ambiente al considerar que había caducado

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El proyecto para el deslinde de la marisma de Misiego vuelve a estar sobre la mesa. Demarcación de Costas en Asturias ha puesto en marcha un nuevo expediente sobre los bienes de dominio público marítimo-terrestre que comprenden una longitud de 1.962 metros de terreno maliayo. Hace siete años, la sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional anuló la resolución del Ministerio de Medio Ambiente al considerarla caducada. Ahora se vuelve a abrir un nuevo proceso con el objetivo de poner fin a esta situación.

Este nuevo expediente, que está disponible tanto en el Ayuntamiento de Villaviciosa como en la sede de Demarcación de Costas en Oviedo, recoge algunos cambios respecto al proyecto anterior. Algunos de ellos se concentran, por ejemplo, en la marisma trasera de Misiego y pueden afectar considerablemente a la hora de poder realizar edificaciones en dichos terrenos.

Con este nuevo proceso, se abre ahora un plazo de un mes para que cualquier persona interesada pueda conocer el expediente, examinar los planos que fijan la delimitación provisional y la zona de servidumbre de protección, y formular las alegaciones que considere oportunas. Se trata de un procedimiento que podría afectar, también, a los terrenos que el Ayuntamiento maliayo tenga en la zona.

Los miembros de la Asociación Club de Camping Las Marismas, en Misiego, fueron algunos de los afectados en aquella época que mostraron su rechazo al procedimiento y decidieron llevarlo a los tribunales. En 2010, la Audiencia Nacional les daba la razón al considerarlo caducado. Dos años más tarde, el Ministerio de Medio Ambiente seguía la línea marcada judicialmente y lo anulaba.

En aquel proyecto se daba a los propietarios afectados un plazo de un año para solicitar la concesión de los terrenos. Eran concesiones que podrían tener una duración máxima de treinta años, prorrogable durante otros tantos, después de los cuales dejarán de tener derechos sobre los mismos. Más de siete años después, Demarcación de Costas abre una nueva etapa en este procedimiento esperando que en esta ocasión sea definitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos