La defensa del homicida de Villaviciosa, pendiente de una analítica de drogadicción

La defensa del homicida de Villaviciosa, pendiente de una analítica de drogadicción
Brayan Tuero.

Su abogado solicita la prueba como atenuante en la muerte de Adrián Gancedo. No se hallan indicios para acusar a un menor en el caso

Alicia G. Ovies
ALICIA G. OVIES

La defensa de Brayan Tuero, en prisión desde el pasado mes de noviembre por haber apuñalado a Adrián Gancedo a las puertas de un bar de Villaviciosa, ha solicitado una analítica que apoye su intención de alegar un problema de drogadicción ante el juez. La prueba, que podría estar en las próximas semanas, sería la última antes de que se elabore el auto de procesamiento y se traslade el proceso judicial a la sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias, en Gijón, donde será juzgado por un jurado popular.

Hace tan solo dos semanas se ponía fin a las declaraciones de los testigos. Ante la jueza de Villaviciosa han pasado en los últimos meses más de una decena de personas que presenciaron de una manera u otra los hechos acaecidos el pasado 26 de noviembre en la calle Manuel Bedriñana. El último en hacerlo fue un menor. En un principio, según ha podido saber este periódico, la acusación solicitó derivarlo a la Fiscalía de Menores, que no encontró pruebas suficientes para acusarlo. Finalmente, acabó declarando como un testigo más.

La defensa de Tuero, a cargo del despacho de abogados de Luis Tuero, se encuentra ahora en busca de atenuantes que disminuyan los años de prisión de su cliente una vez que parece probado que fue él quien le asestó a Gancedo las puñaladas que acabaron con su vida. Por su parte, todo apunta a que desde la acusación pedirán una pena por asesinato.

El avance del proceso dependerá de la postura que tomen la fiscalía y acusación respecto a los otros dos imputados por un delito de lesiones. En el caso de que decidiesen seguir adelante con su incriminación, el curso de la instrucción podría ralentizarse. Una de las investigadas, M. G. P., defendida por Alejandro Loché, se encuentra en libertad con la obligación de presentarse todas las semanas ante el juzgado.

Adrián Gancedo falleció en noviembre tras mediar en una pelea entre Tuero y su padre, Jesús Tuero, quien ya habría tenido problemas con la justicia en alguna ocasión. Según han relatado los testigos en varias ocasiones, la víctima habría recibido varias puñaladas que acabaron con su vida, además de diversos golpes de los otros acusados.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos