Demarcación de Costas reconstruye y refuerza la escollera de la playa de Salinas

La escollera se encuentra junto a la escalera que da acceso a la zona de El Espartal en Salinas. / MARIETA
La escollera se encuentra junto a la escalera que da acceso a la zona de El Espartal en Salinas. / MARIETA

La inversión asciende a 86.000 euros y con ella se mejorará la estabilidad a la senda que discurre por la parte superior del muro

S. GONZÁLEZ SALINAS.

Demarcación de Costas ejecutará los próximos días las obras de arreglo de la escollera de la playa de Salinas. El muro de contención está ubicado en el acceso a la zona de El Espartal y se encuentra dañado tras los últimos temporales de invierno que afectaron a su estructura. La inversión asciende a 86.000 euros y comenzará los próximos días.

Las obras se dividirán en dos fases. La escollera tiene 75 metros de largo, sesenta de ellos necesitarán un refuerzo y quince se deberán reconstruir porque están muy dañados en su estructura. Las obras previstas consistirán en un refuerzo de la cimentación mediante la colocación de una escollera hormigonada por delante del muro existente que constituya un conjunto sólido frente a la acción marina.

Estas actuaciones, que se prolongarán durante varios días, servirán para reforzar y proteger el muro y evitar así el deterioro de su base, que se agrava con la acción del mar sobre el citado muro. «Esta obra era muy esperada porque ya se reclamó en varias ocasiones a Costas, que siempre estuvo por la labor de colaborar con la mejora de la zona», explicó la alcaldesa, Yasmina Triguero, una vez que llegó la notificación de la Demarcación del inicio de las obras, que se prevé para esta semana.

Tras los temporales, Costas realizó un primer informe sobre el estado de la escollera, que no arrojó malos datos sobre la estabilidad de la misma aunque el ente aseguró que se llevarían a cabo estos trabajos con el fin de evitar males en el futuro. Esta escollera da contención al inicio de la senda peatonal, que recorre el sistema dunar que une Salinas con San Juan. Los efectos del temporal se hicieron notar entonces en los accesos a la playa, acabando con gran parte de la rampa de acceso, que también precisó de la intervención de Costas.

«En la primera parte solo se reforzará lo existente, mientras que en la segunda se hará completamente nueva para mejorar la seguridad en la zona», puntualizó la alcaldesa. Esta segunda fase es la que afectaría en mayor grado a la senda, por la que pasan senderistas y vecinos todos los días. Fueron estos últimos quienes más demandaron las obras que ahora se llevarán a cabo al entender que la estabilidad del muro corría peligro y que de desprenderse podrían causar daños graves.

Fotos

Vídeos