Detenidos en Luanco dos integrantes de una red dedicada a la clonación de tarjetas de crédito

Detenidos en Luanco dos integrantes de una red dedicada a la clonación de tarjetas de crédito

Colocaban dispositivos en los cajeros que copiaban las bandas magnéticas para poder hacer cargos a las cuentas

EUROPA PRESS

La Policía Nacional detuvo el pasado día 12 en Luanco a dos varones de nacionalidad rumana miembros de un grupo organizado dedicado a la colocación de dispositivos en cajeros automáticos con la finalidad de copiar las bandas magnéticas de los usuarios de los mismos, para posteriormente realizar la clonación de las tarjetas y cargos irregulares en cuenta.

Los dos detenidos fueron sorprendido por la Policía cuando retiraban el dispositivo previamente colocado en un cajero de la localidad.

Según ha informado la Policía, la investigación llevada por parte de la Brigada Provincial de Policía Judicial se inició a finales del mes del mes de julio cuando se tuvo conocimiento de la denuncia de varios usuarios de cajeros automáticos que referían haber sido objeto de extracciones irregulares de efectivo en sus cuentas.

Resultado de las pesquisas efectuadas por la policía se pudo determinar que en al menos tres cajeros automáticos ubicados en Oviedo se habrían colocado dispositivos de lectura de la banda magnética en la bocacha de entrada de tarjetas, llegando a efectuarse cargos de efectivo en las cuentas de los afectados por un montante superior a los 8.400 euros desde Isla San Martín, El Caribe.

Ante estos hechos se estableció un dispositivo para la detección y detención de los autores de los ilícitos penales, lo que desencadenó la detención de I.N de 37 años de edad y de N.P. 46 años sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega dictada por las autoridades de Rumanía país del cual es nacional.

La Policía recuerda que el Skimming es una modalidad delictiva consistente en el copiado de la banda magnética de las tarjetas de crédito para su posterior clonación y uso fraudulento. Para la comisión de este tipo de delito los delincuentes colocan un lector de bandas magnéticas en los cajeros automáticos y una micro cámara que capta el momento en el que el usuario teclea el código o número secreto. Una vez que los delincuentes tienen estos datos los envían normalmente al extranjero para que desde allí se realicen operaciones fraudulentas.

Para evitar ser objeto de este tipo de infracción la Policia recomienda ocultar el momento de teclear el número secreto a miradas "indiscretas".

Temas

Luanco

Fotos

Vídeos