Dieciséis de los diecisiete concejales de Carreño hacen públicos sus bienes

Los miembros de la Corporación Municipal dan a conocer sus cuentas con motivo de la presentación de la nueva web del Ayuntamiento

ALICIA G.-OVIES CANDÁS.

La Corporación Municipal de Carreño ha hecho pública, tras llevar dos años en el cargo, su declaración de bienes y actividades. Es una iniciativa que pretende fomentar la transparencia de los distintos grupos municipales y de los concejales que los componen. De esta forma, dieciséis de los diecisiete ediles han ido publicando en los últimos días toda esta información en el nuevo portal web, presentado la pasada semana, y que a partir de ahora puede ser consultado por cualquier vecino del municipio.

Según esta documentación, la alcaldesa socialista Amelia Fernández posee un plan de pensiones que alcanza los 18.472,56 euros, una Vespino de 1991 y un Renault Megane de 2014. No contaría, por tanto, con ningún tipo de patrimonio inmobiliario. Algo más ha declarado el portavoz del PSOE, Gabriel Rodríguez, el cual contaría con el 50% de un piso en Candás valorado en 56.855 euros, dos seguros de vida (por 32.000 y 2.051 euros) y un Mazda 6 de 2008. En la categoría de cargas y dudas, cuenta con dos préstamos valorados en 19.000 y 13.000 euros.

En el resto de agrupaciones, los bienes declarados por algunos concejales, ya sea por contar con unas cuentas corrientes abultadas o por todo lo contrario. En el primer caso estaría el portavoz de IU, Ángel García, quien posee el 50% de un piso en Candás cuyo valor catastral asciende a los 85.674 euros y de un adosado en la misma localidad, valorado en 126.237 euros. Contaría además con la mitad de dos cuentas bancarias, en las que acumularía 4.000 y 23.000 euros respectivamente, así como un plan de pensiones. En lo que respecta a los vehículos, según la documentación publicada, tendría un Toyota Avensis de 2004 y un Peugeot 207 de 2010. El edil debe hacer frente también a una hipoteca de 180.000 euros.

Su compañera de partido, María Olvido García, es la única concejal de la corporación que por el momento no ha publicado ni la declaración de sus bienes ni actividades.

El portavoz del PP, José Ramón Fernández, contaría según su declaración con la totalidad de un piso en Oviedo, valorado catastralmente en 72.332 euros, y la mitad de una finca rústica en Candás que le suma 426,38 euros. Además, tendría más de 17.000 euros en una cuenta corriente, un plan de pensiones, un seguro de vida y un Volkswagen Golf de 2008. Sus compañeros, Víctor Manuel García y Juana Canals, son dos de los ediles que más patrimonio inmobiliario han declarado.

El primero contaría con el 50% de un piso, un garaje y un almacén. La abogada, por su parte, tendría en propiedad dos pisos y una plaza de garaje.

Carlos López, de Somos Carreño, quien ejerce como técnico de calidad, ha declarado tener la mitad de una vivienda valorada en más de 60.000 euros, tres cuentas corrientes y un Fiat Scudo de 2010. En el apartado de deudas y cargas, reconoce una hipoteca de 45.665 euros y un préstamo de 3.353.

Los más jóvenes de la Corporación son Paula Cuervo, concejal de Cultural del Ayuntamiento, y Marcos Alonso Pajares, quien hasta el último Pleno fue edil de Somos Villaviciosa -ha renunciado al cargo por causas personales- son los que menos han declarado.

Esta iniciativa, que ya se ha lleva poniendo en marcha en diferentes ayuntamientos del Principado, forma parte de la apuesta por la transparencia que se está llevando a cabo desde el equipo de gobierno. El nuevo portal web permite, además de consultar dichas declaraciones, conocer al instante los contratos firmados por el Ayuntamiento, los cuales pueden ser firmados por los concejales, incluso, desde el móvil. Una herramienta que elimina intermediarios y hace más difícil modificar cualquier tipo de información, al ser instantáneo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos