Diecisiete puertos de montaña a la carrera por una promesa

Juan Fernández y Judith Obaya, en su ascenso a los Lagos. / J. O

«Si mis rodillas aguantan, en septiembre del 2018 cruzaré el Sáhara Occidental. Son 1.600 kilómetros», explica la deportista maliayaJudith Obaya finaliza en los Lagos de Covadonga el reto que se marcó tras sufrir un accidente en 2015

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

El 24 de junio de 2015, la deportista maliaya Judith Obaya sufría un accidente de moto al intentar esquivar un zorro que se le cruzó en la carretera. El resultado fue un traumatismo craneoencefálico y rotura de la séptima vértebra dorsal. Fue entonces cuando se hizo una promesa: subir corriendo los puertos de montaña de Asturias. En total, diecisiete retos a los que se le unió Juan Fernández Llames y que finalizaron el sábado pasado en los Lagos de Covadonga. «Ahora queda seguir entrenando. Si mis rodillas aguantan, en septiembre de 2018 cruzaré el Sáhara Occidental corriendo. Son 1.600 kilómetros», asegura Obaya.

La aventura comenzó en la primavera de 2016. Fernández, que sufrió una hidrocefalia que le dejó ciego, necesita ir siempre acompañado de un guía, así que para la ocasión, Obaya y él se unieron con una cuerda. Juntos ascendieron el puerto del Pontón, Tarna, San Isidro, Vegarada, Piedrafita, Pajares, Cubilla, Ventana, La Mesa, Somiedo, Leitariegos, Cerredo y Acebo, así como los más emblemáticos para los moteros como son Casielles, El Fitu, L'Angliru y los Lagos de Covadonga.

El último reto lo superaron cuando consiguieron llegar corriendo al lago Ercina. «Corrimos mejor que nunca. Juan no dejaba de preguntarme si era el último. Hasta bromeó con bajarlo corriendo también, parecía que le habían sabido a poco».

Fotos

Vídeos