La elaboración de sidra, una asignatura más en Luanco

El pabellón se llenó con los alumnos y los padres. / I. M.
El pabellón se llenó con los alumnos y los padres. / I. M.

Los alumnos del colegio La Vallina aprenden a mayar manzana y a tejer durante la celebración del amagüestu

A. G.-O. LUANCO.

La cultura de la sidra se convirtió ayer, y por un día, en una asignatura más del programa educativo del colegio público La Vallina, en Luanco. Las matemáticas, la lengua y las ciencias sociales dejaron paso a otro tipo de temáticas menos habituales y con las que los estudiantes disfrutaron de una jornada diferente y amena. Los alumnos del centro pudieron aprender a mayar manzana y la dificultad de elaborar piezas de encaje de malla luanquina. Todo ello, seguido de un amagüestu, en el que no faltaron -como es obligatorio- las castañas y la sidra dulce.

Los trajes de asturiana se convirtieron en el uniforme escolar de la jornada para los niños que quisieron vestirse acorde con la ocasión. El resto, lucieron contentos las monteras piconas que habían elaborado en clase con cartulinas negra, azul y amarilla. Un complemento que no se quitaron en todo el amagüestu, ante la atenta mirada de las decenas de padres que pudieron acudir a ver como sus hijos llevaban a cabo esta tradición, que se repetirá a lo largo del mes por la mayoría de centros educativos de la región.

La jornada comenzó con la práctica de la tradición asturiana. Los alumnos aprendieron el proceso de la sidra, desde que se maya la manzana hasta que se convierte en zumo. Un procedimiento en el que todos quisieron participar. Con las mazas de madera bien cogidas, molieron el fruto que posteriormente prensaron para su consumición. Y lo hicieron bajo la atenta mirada de un profesional, quien se encargó de explicarles la técnica correcta y les explicó porqué se realiza de esta forma.

No fue lo único que aprendieron durante el día. El colegio contó para la ocasión con vecinas del concejo que se encargaron de elaborar piezas de malla, un oficio que muchos alumnos no conocían y que pudieron aprender de primera mano.

Al final de la mañana llegó una de las partes más esperadas del día. Todos los alumnos se dieron cita en el pabellón deportivo donde -con su montera puesta- pudieron darse un buen 'atracón' de sidra dulce y castañas, a pesar de que el calor y las pocas lluvias del verano han hecho que el fruto sea escaso y difícil de encontrar.

Fiesta en San Jorge

Por otra parte la Asociación de Festejos de la parroquia de San Jorge de Heres ha organizado también su propio amagüestu para el próximo 25 de noviembre. Será la quinta cita con la tradición asturiana que preparan. Tendrá lugar, a partir de las 19 horas, en el Club Apolo. La organización pondrá también bocadillos a la venta, para aquellos asistentes que no quieran degustar las castañas y la sidra dulce. Los vecinos de Laviana tampoco se quedan atrás y han solicitado voluntarios para poder montar mañana la carpa.

Fotos

Vídeos