Empate de Quintes y Quintueles en los premios de la Fiesta de la Sidra Natural

De izquierda a derecha Pilar Morís, Adrián Garciablanco, Diego Villazón y Pepe de la Vega.
De izquierda a derecha Pilar Morís, Adrián Garciablanco, Diego Villazón y Pepe de la Vega. / DIONISIO NOVEL

Los caldos de Pepe de la Vega y Diego Villazón, uno de cada parroquia, fueron los más valorados por jurado y público en un certamen que agotó los 450 vasos a la venta

M. MORO GIJÓN.

Cientos de litros de sidra gratis, 450 vasos a la venta a tres euros que se agotaron , una propuesta gastronómica de espicha y un ambiente muy animado fueron ayer los ingredientes principales de la Fiesta de la Sidra Natural, que cumplió su séptima edición con la participación de doce productores locales.

Las parroquias maliayas de Quintes y Quintueles sumaron ayer esfuerzos para no dejar ni una sola botella de sidra sin beber. El público de Les Mariñes no defraudó y el prau ubicado frente a la iglesia de Quintes se llenó de cientos de entusiastas del caldo más asturiano durante el certamen sidrero, que cada año va a más y goza de una magnífica salud.

La cita se alterna cada año entre ambas parroquias y en esta ocasión le tocó la organización a la Sociedad Cultural Recreativa Clarín. Su presidenta, la veterana Pilar Morís, fue la encargada de entregar los premios a los caldos mejor valorados por el jurado y por el público.

Adrián Garciablanco, de Quintes, se llevó el segundo galardón en las dos categorías

El triunfo quedó repartido. Pepe de la Vega, 'El Pato', de Quintes, se llevó el primer premio del jurado. Sin embargo, Diego Villazón, de Quintueles, fue el favorito del público. Adrián Garciablanco, de Quintes, completó el palmarés de esta concurrida edición de la fiesta sidrera por partida doble, al obtener el segundo premio del jurado y del público.

El origen de la fiesta se remonta a una propuesta que desde Villaviciosa le hicieron hace siete años a José Manuel Martínez, vecino de Quintueles, para unir a las dos parroquias maliayas y participar en la celebración de la Fiesta Casera que se organiza en la capital todos los agostos. De ahí le vino la idea de crear su propio evento y desde entonces la Sociedad Clarín y la Comisión de Festejos de San Bartolomé se alternan para la organización.

Durante la fiesta no faltó tampoco el tradicional puesto de venta de comida casera que sirvió de merienda y cena para muchos de los asistentes. Tortilla, empanada, huevos duros, bollos preñaos y arroz con leche casero hicieron las delicias de los presentes. Un gaitero y un tamborilero amenizaron entre escanciado y escanciado del más de medio millar de botellas de sidra que se despacharon de forma totalmente gratuita.

Calentando motores para Santa Ana entre los centenares de personas que no quisieron perderse la fiesta estuvo el primer teniente de alcalde de Gijón, Fernando Couto. También acudió en representación del Ayuntamiento de Villaviciosa el concejal de Medio Rural, Juan Rubio.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Quintes, Dionisio Novel, aseguró que el próximo año, que toca en Quintueles, «hay que traer más de 450 vasos, porque la organización no puede volver a quedarse corta en esta parcela»

Fotos

Vídeos