La ermita de San Justo y Pastor acoge el fin de semana las fiestas parroquiales

Miembros de la comisión de fiestas de Solís en la presentación del programa de fiestas en la ermita.
Miembros de la comisión de fiestas de Solís en la presentación del programa de fiestas en la ermita. / MARIETA

La Comisión de Fiestas prepara cuatro días de actividades para todas las edades, protagonizadas por los actos religiosos del domingo

S. G. SOLÍS.

La parroquia de Solís vivirá este fin de semana sus días grandes con la celebración de las fiestas de San Justo y Pastor, que cada año congregan en torno a la ermita del pueblo a decenas de vecinos llegados desde todos los puntos del concejo. La Comisión de Fiestas ha ideado un programa de actividades pensado para el disfrute de todos los vecinos, niños y adultos. Este año suman el plus de celebrar el 40 aniversario de la procesión que realizan los vecinos desde la iglesia parroquial hasta la ermita. «Se trata de una de las fiestas más emblemáticas, con más historia de cuántas se celebran en el concejo», destacó ayer el concejal Rafael Alonso, en la presentación del programa.

Las fiestas comenzarán el viernes, 1 de septiembre, con un desayuno, la tercera Fartura de Chuletones y la primera verbena, amenizada con la orquesta Nueva Banda. El sábado la jornada contará con una sesión vermú y una actividad sorpresa para la tarde. Por la noche, la segunda verbena correrá a cargo de la orquesta Waykas, y al descanso se celebrará el campeonato de pantalones gachos.

El día grande será el domingo. A las 11.30 horas partirá la procesión desde la iglesia a la ermita. Todos los participantes irán ataviados como manda la tradición y acompañarán los Santos hasta que de comienzo la misa de campaña, tras la que se subastará el pan de escanda y la cabra nipona, todo amenizado con la Banda de Gaitas de Corvera. Tres Colores entretendrá a los niños por la tarde y la romería contará con la presencia del dúo Fusión.

Las fiestas se clausurarán el lunes, 4 de septiembre, con el aniversario del reinado de la Comisión, la entrega del bollo y el vino a los socios y la última verbena, que en esta ocasión contará con la presencia de la orquesta Vivians. «Apostamos por seguir adelante con las fiestas por toda la tradición que tienen pero cada vez se nos hace más complicado por los trámites, el papeleo y la Sociedad General de Autores. Hay que tirar por ellas pero sería bueno contar con algo de ayuda y no tantas trabas y burocracia», destacó Roberto Laucinica, de la Comisión de Festejos de Solís.

Fotos

Vídeos