Fallece Alberto García, cofundador de la extinta sociedad de festejos de Candás

Alberto García, en el centro, el año pasado en el Museo Antón. Junto a él, la alcaldesa, Amelia Fernández, y la directora del centro artístico, Dolores Villameriel. /
Alberto García, en el centro, el año pasado en el Museo Antón. Junto a él, la alcaldesa, Amelia Fernández, y la directora del centro artístico, Dolores Villameriel.

Promocionó las verbenas, el toreo y la tonada. Era sobrino del escultor Antón y difundió su obra organizando visitas guiadas al museo

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El cofundador de la ya extinta Sociedad de Festejos de Candás (Sofeca), Alberto García Rodríguez, falleció ayer a los 82 años en Perlora. Casado, padre de dos hijos y jubilado de Cementos Tudela Veguín, a dicha entidad dedicó once años de su vida. Durante esta etapa, la villa candasina fue uno de los escenarios más atractivos de la región en materia de festejos. Las corridas de toros, en las que lidiaban las mejores figuras del toreo de los años sesenta y setenta en el muelle, sus verbenas y festivales de tonada convirtieron a Candás en todo un referente en este tipo de actividades.

Pero al margen de su paso por Sofeca, también era sobrino del escultor Antonio Rodríguez García 'Antón y dedicó todos sus esfuerzos en la promoción y difusión de su obra. Miembro fundacional del Patronato Museo Antón, durante los últimos años colaboró intensamente con esta institución organizando visitas guiadas al centro de escultura dirigidas a grupos empresariales. Fue una iniciativa que surgió fruto de su actividad profesional, desarrollada siempre en la fábrica de cementos Tudela Veguín.

En palabras de la directora del Centro de Escultura de Candás, Museo Antón, Dolores Villameriel, «Alberto, por encima de todo era una persona muy activa y ordenada, que dejará una profunda huella en esta institución. Para los que formamos parte de este museo, su legado será siempre su forma de trabajar. Nunca en su vida estuvo inactivo».

A su tío Antón no lo conoció por tener tan solo dos años cuando falleció. No obstante, siempre confesó su admiración, pues señalaba que, a pesar de ser tan joven, había sido un artista muy prolífico al dejar una amplia obra. Por esta razón asumió el compromiso de velar por ella. En sus visitas al museo le gustaba pararse especialmente frente a 'La Marinera', una pieza inspirada en su abuela y que ahora luce en el muelle de Candás.

«Remar por su pueblo»

Su marcado carácter entusiasta lo llevó a formar parte de otras entidades locales como el Candás Club de Fútbol o el Club de Piragüismo Los Gorilas de Candás Con este último colaboró en la organización de eventos y aniversarios, en la que destacaron sus dotes como organizador, su eficacia y rigor en las distintas comisiones de trabajo creadas para tal fin.

Casado con Berta Martínez Martínez, pasó a residir en la parroquia de Perlora, de donde es originaria su esposa con la que tuvo dos hijos.

Su repentino fallecimiento causó ayer un profundo dolor, no solo para sus familiares, sino en toda la comunidad perlorina y candasina. La alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, muy conmocionada por el suceso comentó que «todavía no puedo salir de mi asombro porque ayer -por anteayer-, pude verlo disfrutar como nunca de la cabalgata de Reyes. Con Alberto desaparece definitivamente el candasín de una época. El amigo de hacer favores, el hombre bueno, que no quiso dejar de remar por su pueblo hasta el fin». Fueron muchas también las muestras de dolor transmitidas a sus familiares desde las principales entidades sociales especialmente de Candás y de Perlora.

El sepelio tendrá lugar hoy, a las 13.30 horas, en el cementerio de Perlora, donde se oficiará un responso y mañana, a las cinco de la tarde, se celebrará una misa de funeral en la iglesia parroquial de San Félix, en Candás. La capilla ardiente se encuentra en el velatorio de La Cruz, también en Candás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos