Fallece a los 89 años el artesano Benigno Runza

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

El artesano Benigno Runza Costales, de Quintueles, falleció ayer a los 89 años. El maliayo había dedicado la última época de su vida a reproducir en piedra diversos monumentos arquitectónicos del Principado, lo que le permitió hacerse muy conocido por toda la región. Era viudo de Generosa Costales con la que tuvo cuatro hijos: Constantino, Joaquín, Benigno y Pablo.

Su primera obra fue el Monasterio de Valdediós. Para realizarla tuvo que sacar distintas obras del templo, que luego utilizó para darle una nueva vida a escala más pequeña. «Estos monumentos son parte de mi vida; no tienen precio y, por tanto, son invendibles», explicaba hace unos años a EL COMERCIO.

Su pérdida ha pillado por sorpresa a todos los vecinos de Quintueles, quienes ayer destacaban su importante labor como artesano, así como lo buena persona que era. Su carácter «amable y sencillo» le ayudó a ganarse el cariño de todos ellos. Su labor profesional, en cambio, fue reconocida por la Asociación Amigos del Paisaje Cubera.

El funeral tendrá lugar hoy, a las 17 horas, en el tanatorio de Cabueños. A continuación, sus restos serán incinerados.

Fotos

Vídeos