Fallece Mercedes Rilla, fundadora del restaurante La Nansa de Tazones

Mercedes Rilla en la terraza de su restaurante de Tazones. / O. P.
Mercedes Rilla en la terraza de su restaurante de Tazones. / O. P.
Villaviciosa

«Era un referente de la hostelería de la parroquia. Una persona encantadora y muy querida en el pueblo», aseguran sus vecinos

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

Tazones perdió ayer a una de las figuras más importantes del sector de la hostelería. Mercedes Rilla Fernández, fundadora junto a su marido del restaurante La Nansa, falleció ayer a los 92 años en la residencia Colegio San Francisco de Villaviciosa, en la que llevaba viviendo la última época. Su dedicación al frente de los fogones la hicieron muy conocida no solo en la parroquia, sino en todo el concejo maliayo. La noticia de su fallecimiento sorprendió a todos los vecinos, quienes quisieron arropar a la familia en estos difíciles momentos.

Rilla abrió en 1956 el restaurante junto a su marido, Marcelino Batalla, también fallecido, en un local de la hermana de éste. Él era un pescador y sus menús los elaboraban con las piezas que conseguía cuando salía a la mar. Ella era la encargada de cocinarlos. «Cuando la gente le preguntaba que había en la carta, siempre contestaba que lo que había pescado», recuerdan los vecinos.

Años después, el matrimonio fomentó la creación de unos viveros para mariscos en terrenos ubicados detrás de la Cofradía de Pescadores y la popularidad del producto de Tazones comenzó a expandirse. Continuaron muchos años al frente del negocio ofreciendo una cocina muy tradicional, con un sabor típico de la parroquia. Una labor que ha continuado su hija Mar Batalla, junto a su marido, Juan Manuel Pena de la Vega. Han sido ellos quienes le han dado un vuelco al restaurante. Han adecuado la segunda planta del restaurante que, anteriormente, había sido una vivienda.

Para los vecinos de Tazones, Rilla, como su marido, siempre estará en su recuerdo como «un referente de la hostelería» de la zona. «Era una persona encantadora. Muy agradable y muy querida en el pueblo», aseguran. Muchos de ellos decidieron acercarse ayer al tanatorio de Valdediós para acompañar a sus allegados en estos difíciles momentos. La mujer pertenecía a una familia de once hermanos, «muy humildes» y que formaban parte del día a día de la parroquia pesquera. En la actualidad, solo quedan Encarna, Conchita y Pedro Rilla.

El funeral de cuerpo presente tendrá lugar hoy, a las 17 horas, en la iglesia parroquial de Tazones. A continuación se llevará a cabo su inhumación en el cementerio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos